El principe silverio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4806 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 2 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
|Autor |Carmen Carrillo Ortega |
|Título |El príncipe Silverio |

PRIMER ACTO
(Al alzarse el telón, aparecen los sabios. Tres de ellos, Bias, Solón y Tales situados en el lado izquierdo, uno junto a otro y cerca del proscenio a la derecha Quilón y Pitaco. Cleóbulo da grandes zancadasde un lado a otro yendo del fondo del foro hasta el proscenio. Parece nervioso y lleva las manos cruzadas en la espalda.)
Escena 1
Solón. Y eso quiere decir que nada nos liará cambiar de idea.
Tales. Que hemos decidido marchamos y lo haremos ahora miiiismo .
Cleóbulo. Pero no pueden dejarnos así, sin más querido Tales .
Tales. Sí podemos, 
Cleóbulo. No hemos vivido varios-siglos, paraaguantar a un    príncipe malcriado .
Quilón. Pero puede que esta vez sea distinto .
Pitaco, No sabemos para que ha llamado el príncipe Silverio a nuestro amigo, el sabio Periandro.
Bias. Para pedir otro de sus caprichos estúpidos, seguro.
Solón. Nuestra sabiduría, es muy grande para malgastarla de esta forma .
Tales. Y vosotros deberíais de hacer lo i-nisi-no.
CIcóbulo. No podernos dejar solo alsabio Periandro .
Quílón. ¿Qué pensará de nosotros? Creo que deben esperar a que vuelva.
Tales. Nuestra decisión está tornada.
Solón. Sí, está tomada.
Bias. Está requetetoniada.
Quilón. Deberíamos habernos marchado con ellos.
Pitaco.(Asomándose por un lateral de la escena) Ya viene el sabio Periandro. Parece que ha engordado mucho.
Cleóbulo.(Asomándose también) Es cierto, pero si él estan delgado como un espárrago.
Quilón. Y que niala cara tr ac.
Pitaco. Los hados nos socorran.
Quilón, Y los astros del firmamento.
Cleóbulo.Y todos los dioses y diosas del Olimpo vengan en nuestra ayuda.
Pitaco, ¿Qué habrá ocurrido? ¿Qué habrá ocurrido?
 (Entra Periandro muy inflado, debajo de su ¡única llevará unos globos.)
 Cicóbulo.- ¡Vamos habla, Periandro!
Periandro.i Uf!
Pitaco.¡Estamos en ascuas!
(Periandro se desmaya)
Quilón. No te desmayes ahora. ¡Periandro! ¡Periandro!
Cleóbulo. Sentémoslo y hagámosle aire.
( Sacan un pericón grande y le abanican; Periandro vuelve en sí) Pitaco.-(Arrimando su oído al vientre de Periandro) ¡Dioses y diosas, parece una oHa a presión.
Periandro.-uf,uf
Cleóbulo.Hay que actuar, y rápido. Saca la aguja larga, la más larga Pitaco,
Pitaco.¿La que usarnos en los remiendos de la capa de ozono?
Cicóbulo.Sí, esa.
(Periandro intenta escapar, los otros lo agarran volviéndolo a sentar y le pinchan los globos.)
Periandro,¡Ay! i Ay!
Quilón. Ya está.
Periandro.iUf Que alivio.
Cleóbulo. Habla, ¿Qué ha ocurrido?
Periandro. La bomba.
Pitaco. ¿La de neutrones?
(Periandro niega con la cabeza)
Cleóbulo.¿La atómica?
(Periandro vuelve anegar)
Pitaco.¿ Cual entonces?
Periandro.La de la bicicleta.
Todos.¿La de la bicicleta?
Periandro.Sí, esa. Su alteza Silverio estaba aburrido y jugaba con una bomba de rellenar neumáticos. Después de inflar todo lo que se puso delante de él, incluyendo al  servicio, al primer ministro, a la duquesa de Holem I-lolem...., me miró y dijo: Ahora te toca a tí. Periandro Puso aquí la goma (señala unorificio de su cuerpo) y crecí y crecí como un globo.
Quilón.¿Sólo eso? ¿Para eso te llamó?
Periandro.Ya quisiera yo, sabio
Quilón..-De esta, amigos, no salimos. Sus deseos son cada vez
más difíciles de cumplir.
Pitaco.-Dinos, ¿Qué quiere que hagamos ahora?
Periandro.-Tomad, tomad asiento.
Cleóbulo.-¿Tan grave es? Me estás asustando.
 (Se sientan)
Periandro.-Respiren hondo y pásmense.(Los sabios respiran profundamente y luego abren la boca y los ojos poniendo cara de pasmados)
Periandro.-¿Se han pasmado ya?
(Los sabios asienten con la cabeza)
Periandro.-Quiere nada más y nada menos que un genio.
Todos.-¿Un genio?
Periandro.-Sí, un genio, como lo habéis oído y dentro de una botella para poder pedirle todo  lo que quiera.
Pitaco.-Estarnos perdidos, de esas cosas hoy no...
tracking img