El problema de la historia nietzsche/benjamin

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2674 palabras )
  • Descarga(s) : 11
  • Publicado : 17 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Problema de la historia: Nietzsche/benjamin

Tras el intento de elucubración de la concepción –y critica- Nietzscheana a la historia como un corpus macizo, lineal, causal, teleológico y más aun teológico. Es que intento desde Foucault y su lectura de Nietzsche, en “Nietzsche, la genealogía, la historia” poner de manifiesto ciertas cuestiones elementales en Nietzsche que hacen sospechar quesi bien no es totalmente explicita y directa la critica a la filosofía de la historia y a la historia de la filosofía, se manifiestan aun así interrupciones concretas en la historia misma, poniendo de manifiesto el rechazo absoluto a los calificativos epocales y a las concepciones colectivas (que por lo demás aun se mantienen) de la historia expuestas al principio. Para esto, a mi juicio, estambién necesario o por lo menos ilustrador poner a la palestra, llamar a escena un texto de Walter Benjamin, donde explícitamente desde un cuadro de Paul Klee, gesta y funde su critica a la visión lineal de la historia y donde luego propone la noción de la historia como una interrupción no-lineal sino mas bien “monadica” a mi juicio no hay una claridad en los cortes pasado-presente-futuro sino mas bienuna borradura que mantiene esta tríada como una homogeneidad, como una monada.

Dice Foucault que "La historia aprende también a reírse de las solemnidades del origen"[1]. Con ello nos está diciendo bastante acerca de la filosofía de la historia de Nietzsche. La tesis que mantiene Foucault es que la postura de NIetzsche sobre este tema es ante todo reveladora. Tras la solemnidad que la historiatradicional y racionalista da al origen de cualquier aspecto social (en este caso nos centraremos en los valores morales), Nietzsche nos hace aparecer lo cómico y casi lo grotesco que podemos encontrar en la procedencia de los valores morales que imperan en la actualidad.

Lo importante, desde mi modesta opinión, es el distinto lugar del que vienen los valores morales en la filosofíaracionalista platónico-cristiana y en la filosofía de Nietzsche.

La Genealogía de la moral supone un giro completo en el modo de abordar el nivel axiológico de la conciencia. Según la filosofía platónico-cristiana que Nietzsche critica, hay que buscar el origen de nuestra moral en lugares nobles, en boca de personajes ilustres (como Jesucristo) o nacidos de la inspiración que las divinidades producen enel hombre. Para Nietzsche nada más lejos de la realidad. Hay que buscar los orígenes (utilizando el término en un sentido cotidiano, fuera de la distinción de Foucault) en lugares escondidos, mezquinos, en la envidia rastrera de los débiles, que se han acabado imponiendo a la moral de los nobles.

Utilicemos el ejemplo de uno de los preceptos morales más representativos del cristianismo, el“amarás a tu prójimo como a ti mismo” (concepto altamente analizado por freud también en su texto “el malestar en la cultura”), para rastrear genealógicamente su procedencia, comparando los resultados obtenidos por este método con el supuesto origen otorgado por la versión oficial. Según la Biblia, fueron las palabras de Jesucristo las que introdujeron este precepto como uno de los mandamientos capitalesen la conducta ética de un buen cristiano. La supuesta garantía de verdad de este precepto es su origen divino, lo que da a la moral cristiana categoría de Verdad Absoluta, de incuestionable. Nietzsche rechaza absolutamente esta versión de los hechos, afirmando que detrás del ensalzamiento de tal precepto se encuentra una condición de vida enfermiza, débil. La rebelión de los débiles, de losenfermos, de los que niegan la vida es la verdadera responsable de que este absurdo valor (amar al prójimo como a uno mismo, como si eso fuera posible) se haya entronizado y sea repetido en hipócritas discursos religiosos dictados por sacerdotes que viven de la pobreza del pueblo al que hablan. Hay que abrir bien los oídos ante las palabras de Nietzsche: " El “por el prójimo” es la virtud tan...
tracking img