El retorno de fausto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 78 (19417 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ricardo Lagos y La Concentración del
Poder Económico

(A cuarenta y cinco años de su consagración intelectual)

(EN LA TAPA DEBE IR UNA FOTO DE LAGOS ANTIGUA CON UNA FRASE PIDIENDO LA ABOLICIÓN DE LA PROPIEDAD PRIVADA O DICIENDO QUE LOS GRUPOS ECONÓMICOS SON NEFASTOS Y LUEGO OTRA CON LOS EMPRESARIOS DICIENDO QUE SON LOS FORJADORES DE LA PATRIA. QIZAS PONER EN DIAGONAL CON UNA MISMACARA PERO UN LADO ANTIGUO Y OTRO NUEVO )

Marcel Claude

Investigadores Asistentes: Cristián Gutierrez y Gonzalo Durán
Editor General: Cristián Cabalin

Introducción
La Impúdica Inconsistencia Pública de un Gobernante

Los primeros años del siglo XXI han encontrado a Chile como una de las principales naciones en vías de desarrollo, según el eufemismo clásico de la diplomacia económica querecomienda omitir la palabra subdesarrollo. Las cifras macroeconómicas hipnotizan a los promotores del libre mercado y el crecimiento del Producto Interno Bruto por sobre el 6%, es la ambición de todos los estamentos oficiales. Desde el Palacio de La Moneda brota un aire de tranquilidad cuando los economistas, especialistas en augurios fabulosos, anuncian mayor dinamismo en la escala productiva.“Chile debe crecer”, esa es la consigna que resuena en todos los rincones del poder político y económico. En las cenas anuales de la Sociedad de Fomento Fabril, de la Confederación de la Producción y Comercio o en los seminarios de Casa Piedra, los jerarcas se reúnen para deleitarse con el panorama que se avecina para las grandes empresas y cierran ese pacto cómplice entre las elites que impidela configuración de una sociedad más justa e igualitaria, pretensión por cierto que circuló con amplitud mediática durante la campaña presidencial de 1999, y que terminó con el triunfo de Ricardo Lagos.

Cuando Ricardo Lagos Escobar ya ha dejado el sillón presidencial, el tema de la desigualdad económica reflota con mayor fuerza en la agenda pública. Paradójicamente, solamente al momento deculminar su mandato se empezó a discutir acerca de la injusta distribución de los ingresos en Chile. Frente a esa evidente contradicción, Lagos simplemente se conformaba con sentenciar el triunfo de las ideas, porque -a su juicio- con haber puesto este tema en el debate era suficiente. Inexplicablemente, omitía que su gobierno había tenido todas las herramientas técnicas, administrativas y financieraspara reducir la brecha entre ricos y pobres, pero careció de la voluntad política y, en consecuencia, en este aspecto al menos, no logró hacer valer sus dotes de estadista de que tanto se ufanaba. Apelando a la ya tradicional “política de los consensos” entre la Concertación, la derecha y los grandes grupos económicos, Lagos se regocija con el acuerdo en torno a superar la inequidad reinante yevita generar políticas públicas que efectivamente permitan reducir la desigualdad.

Una de las causas más evidentes y poderosas de este fenómeno económico –la desigualdad- y que tiene profundas implicancias sociales, políticas y culturales, es la concentración del poder económico. El propio Lagos en su tesis de grado en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile así lo advirtió. En 1960,publicó “La Concentración del Poder Económico. Su teoría. Realidad Chilena”, convirtiéndose en una obra relevante para aquellos años. Su trabajo fue 5 veces editado y Lagos recibió el apodo de “El Mozart de la economía”.

En 9 capítulos, Lagos desarrolló su postura crítica frente a los grupos económicos. Sin embargo, en 6 años de mandato, curiosa y contradictoriamente, Lagos consolidó el triunfodel poder económico y la concentración de la riqueza. En el último lustro, se ha fraguado la sociedad más desigual de la historia de Chile, torpedeando cualquier pretensión de consolidar un sistema democrático, justo y equitativo.

El bienestar material está asegurado sólo para unos pocos privilegiados y la escandalosa distribución de los ingresos, como lo señalaran los Obispos, sitúa a Chile...
tracking img