El retrato de dorian gray, espejo de una sociedad que vende el alma al cirujano plástico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1267 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Retrato de Dorian Gray
Espejo de una sociedad que vende el alma al cirujano plástico

El corazón alegre hermosea el rostro
Proverbios 15:13

Por Heldyn Guevara Revelo, Buenos Aires, Argentina.

Llegan a nuestros oídos las palabras halagadoras que cada vez existen menos personas feas en el mundo. Pero no se precisa en esta percepción: “Todos los niños que nacen son bellos”. Decualquier manera nuestra sociedad corre de aquí para allá en una velocidad eufórica, tanto hombres como mujeres, por ser lo más atractivos que se pueda y se logre. Incluso si no hay méritos profesionales, una sonrisa esbelta y un cuerpo lo más serpenteante posible ayudan a superar los obstáculos de la competencia y la indiferencia. Existen en el momento en las salas de los hogares más espejos quecuadros panorámicos. Es que estamos en una era donde hemos visto a muchos seres humanos que han vendido el alma al cirujano plástico al costo que sea. Esta circunstancia es reflejada más de un siglo antes por el escritor irlandés Oscar Wilde en su obra El retrato de Dorian Gray y personificada en el film del mismo nombre (2009) por el director inglés Oliver Parker.
Dorian Gray (Ben Barnes), es un jovende 20 años que regresa a Londres como único heredero de su familia. El colapso en las miradas no da espera. La belleza del joven, envidiada incluso por las mismas mujeres, no solo impacta sino que horroriza por el poder hipnotizante de su semblante. Es que la extrema belleza no atrae sino que aísla generando baja autoestima en el otro. En la obra Wilde escribe: “Un extraño sentimiento de terrorse apoderó de mi, comprendí que me hallaba frente alguien cuya simple personalidad física era tan fascinadora, que si me abandonaba, absorbería por completo mi vida, mi alma, mi arte mismo.”
Dorian conoce de su belleza y la usa para lanzarse a la conquista del anhelo por ser admirado en el andar y el conversar y sobre todo por ser el objeto de deseo de todo cuanto le rodea. El es el centrodel círculo. El punto de inicio y llegada de la vida lasciva de todos. El joven dandy huérfano arregla una margarita sobre su corazón, pero como una carnada, que hará franquear el amor y obtener alguna relación. Su gran amigo Henry (Colin Firth) que le manipula para que cristalice toda tentación le dice: “Las dos únicas dos cosas que valen la pena; juventud y belleza.”
Las aventuras que Dorianemprende van dirigidas a la búsqueda de nuevas sensaciones: opio, orgías, alcohol, homosexualidad. El sexo se apodera de sus inmediatos pensamientos y no deja “mujer buena” que se ofenda ni rechace el brindis de la intoxicación. Incluso en una de sus faenas mientras esconde a la Hija bajo la cama le hace el amor a la Madre en el mismo lecho. Henry arguye: “La gente civilizada no puede rechazar losplaceres.” Es real. Y esta frase se remonta a decir que los aborígenes no sabían de la prostitución y los conquistadores no pudieron con la sífilis.
Basil (Ben Chaplin) el pintor del retrato de Dorian se identifica como un ser culpable de la creación de la obra maestra y víctima de su propio invento. Basil como otros son asesinados al descubrir el pacto de la eterna juventud que Dorian sostienecon el mal. Basil ha pintado la belleza extrema, ha hecho una cirugía estética (como las fotografías virtuales actuales) que ha prolongado la vida de un hombre insatisfecho por su fisonomía, por su aterrador complejo de dismorfofobia.
En nuestra era nadie sabe lo que tiene hasta que lo transforma en felicidad frente al espejo. Senos, nariz, arrugas, estómago y trasero, elementos que hacen que nosparezcamos cada vez más unos a otros especialmente a aquellos cánones que miramos en el Celuloide. Los ideales. Los perfectos imperfectos. O al revés. ¿Y acaso los hijos de los trastocados nacerán con los mismos rasgos de los padres actuales?
El film de El Retrato de Dorian Gray hace una apología al alarde por el placer, pero también reivindica el rescate del amor puro de la época que...
tracking img