El sí de las niñas, monólogos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1050 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL SÍ DE LAS NIÑAS

Mi exposición va a tratar sobre los monólogos y soliloquios en una obra literaria, y en concreto en una obra teatral, y a continuación hablaré sobre los monólogos más significativos de la obra, explicando para qué sirven en ese momento de la acción dramática y cómo impulsan la trama esas reflexiones en voz alta de los personajes.
Análisis de los monólogos y soliloquios:En el género dramático, el monólogo, soliloquio, o escena unipersonal son recursos utilizados por el autor en los cuales una persona reflexiona en voz alta haciendo ver sus pensamientos, ideas y emociones al público. Constituye la parte de una pieza dramática que sirve para caracterizar a los personajes y, por tanto, posee un gran valor psicológico en tanto que es una herramienta o forma deintrospección. Son famosos los monólogos de las obras de Shakespeare, y en el teatro español, los de Calderón. El monólogo puede encubrir un diálogo que efectúa un personaje consigo mismo o con un ser inanimado o desprovisto de razón: una mascota, un cuadro, etc.
También aparecen en esta obra apartes, que son palabras que el personaje dice para sí, suponiéndose que no las oyen los demás personajes.En la obra son típicos en el personaje de Rita, todos con clara intención cómica, y que hacen ver que la conducta en apariencia es distinta a la real.
* Los monólogos en la obra:
Lo cierto es que no podemos encontrar muchos monólogos en la obra:
El de Calamocha al llegar a la posada (acto I escena VII):
(Sale por la puerta del foro con unas maletas,
botas y un látigo. Lo deja todo sobre lamesa y
se sienta en el banco.)
¡Con que ha de ser el número tres! Vaya en
gracia... Ya, ya conozco el tal número tres.
Colección de bichos más abundante no la tiene
el Gabinete de Historia Natural... Miedo me da
de entrar... ¡Ay!, ¡ay!... ¡Y qué agujetas! Estas sí
que son agujetas... Paciencia, pobre Calamocha,
paciencia... Y gracias a que los caballitos
dijeron: no podemos más, que sino, por esta vez
no veía yo el número tres, ni las plagas de
Faraón que tiene dentro... En fin, como los
animales amanezcan vivos, no será poco...
Reventados están...
(Canta RITA, desde adentro.
CALAMOCHA se levanta desperezándose.)
¡Oiga!.- ¿Seguidillitas?... Y no canta mal...
Vaya, aventura tenemos... ¡Ay, qué desvencijado
estoy!
En este monólogo claramente cómico, Calamocha se queja,porque cree que la habitación que se les ha dado en la posada (la número tres) va a estar llena de insectos, más que el Gabinete de Historia Natural o las plagas del Faraón, dice de manera exagerada. También habla de sus agujetas, y de las adversidades del camino, como que los pobres caballos en los que viajaban señor y criado venían exhaustos y se vieron obligados a parar en dicha posada deAlcalá de Henares. Por todas estas quejas podemos decir que Calamocha es totalmente la contrafigura de galán y de los amos, que suelen mantener una conducta más elevada y práctica. Más adelante en el monólogo, el personaje oye a Rita cantar, lo que da pie a lo que será después la historia “amorosa” entre ambos criados.
Don Diego (acto I escena XIII):
Demasiado bien se ha compuesto...
Luego losabrá, enhorabuena... Pero no es lo
mismo escribírselo que... Después de hecho, no
importa nada... ¡Pero siempre aquel respeto al
tío! Como una malva, es.
(Se enjuga las lágrimas, toma la luz y se va a su cuarto.
El teatro queda solo y oscuro por un breve espacio.)

Este monólogo se produce después de que Don Diego haya leído la carta que su sobrino dirigía a Doña Paquita y que acabarecogida por Simón. Es entonces cuando Don Diego descubre la verdad de la historia de amor mantenida en secreto entre los jóvenes. Este monólogo explica el dilema del viejo Don Diego: entre su matrimonio con Doña Francisca y la rivalidad de un joven que la ama y que, además, resulta ser su sobrino. Las dudas recogidas en este monólogo hacen verosímil el cambio de actitud del viejo y su renuncia al...
tracking img