El seminario de jaques lacan libro 4la relación de objeto 1956 – 1957 "dora y la joven homosexual" y cap7 "la identificacion" de psicologia de las masas y analisis del yo. freud

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 40 (9835 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 24 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL SEMINARIO DE JAQUES LACAN
LIBRO 4
LA RELACIÓN DE OBJETO 1956 – 1957

DORA Y LA JOVEN HOMOSEXUAL

Este fascículo contiene algunos textos que les permitirán una nueva tentativa de la lógica en nuestra práctica. Me refiero al juego de par o impar.
Obtendrán fácilmente los 3 tiempos de la subjetividad, considerados en relación con la frustración y a condición de entender ésta en el sentidode la falta de objeto.
El segundo estadio de la relación dual, que instituye la llamada y su respuesta, y sobre esta última se establece el nivel de la frustración. Ven ustedes al mismo tiempo su carácter absolutamente fugaz y literalmente imposible de satisfacer.
Si el juego tiene para ustedes su interés, es evidentemente porque introducen en él la tercera dimensión que le da su sentido propio,la de la ley. La institución de una ley o una regularidad concebida como posible, el que propone la parte oculta del juego se la esconde al otro en todo momento, aunque le sugiere su nacimiento. En este momento cuando se establece lo fundamental del juego, lo que le da su sentido intersubjetivo y lo sitúa en una dimensión no ya dual, sino ternaria. Es necesario introducir tres términos para quepueda empezar a articularse algo semejante a una ley.

Por ahora tratemos de establecer los principios de las relaciones entre el objeto y, por otra parte, la constitución de la cadena simbólica.
De entrada, tenemos la posición de la chica cuando se encuentra todavía en la época de la pubertad. La primera estructuración simbólica e imaginaria de esta posición se hace de forma clásica, comomanda la teoría. La equivalencia pene imaginario – niño instaura al sujeto como madre imaginaria con respecto a ese más allá, el padre, que interviene como función simbólica, es decir, como quien puede dar el falo. La potencia del padre es pues inconciente. Nos encontramos después del declive del complejo de Edipo, y el padre como aquel que puede dar el niño, es inconciente.
En este estadio es cuandose produce, por así decirlo, el momento fatal en que el padre interviene en lo real para dar un hijo a la madre. Hay algo que se realiza y, en consecuencia, ella no podrá seguir sosteniéndolo en la posición imaginaria donde lo instituía. Nos encontramos ahora en un segundo tiempo. La intervención del padre real con respecto al niño, niño del que en consecuencia ella resulta frustrada, produce latransformación de toda la ecuación, planteada por consiguiente en estos términos – el padre imaginario, la dama, el pene simbólico.
Hay una proyección de la fórmula inconciente, la de su primer equilibrio, en una relación perversa entre comillas, una relación imaginaria, o sea su relación con la dama. Este es el tercer tiempo.

Niño Dama

Padreimaginario Pene simbólico
He aquí pues la posición de los términos que están en juego, posición enigmática sin lugar a dudas, en la que podemos detenernos un instante. Es conveniente observar que estos términos, sean cuales sean, imponen una estructura, es decir que si cambiamos alguno de posición, deberíamos situar de otro modo, y no encualquier parte, de todos los demás.
¿Qué nos dice Freud en el momento crucial de esta observación? Debido a una concepción determinada que se ha formado de la posición en cuestión, y por una intervención suya en este sentido, Freud cristaliza las posiciones respectivas, la de él y la de su paciente, de una forma nada satisfactoria, porque como el mismo afirma, es entonces cuando se rompe la relaciónanalítica. Piense lo que piense Freud, estamos lejos de inclinarnos a poner todo el peso en una posición sin salida por parte de la enferma. Su propia intervención, su concepción, sus prejuicios sobre la situación, algo habrán tenido que ver en la ruptura.
Freud dice que las resistencias de la enferma han sido insuperables, las ve expresadas particularmente en un sueño que, paradójicamente,...
tracking img