El sueño como realidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (565 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El sueño como realidad
Breves reflexiones en torno a la novela El sueño de Émile Zola

“Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no
son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero
esconvertir mis sueños en realidad.”
Mahatma Gandhi

Émile Zola es considerado como el padre del naturalismo, el cual tenía como fin hacer una réplica de lo que llamamos realidad, con una objetividadperfecta en todos los aspectos, desde lo sublime hasta lo vulgar.
Al terminar de leer la novela El sueño, estas características saltaron rápidamente en el análisis de la obra. Sin embargo lo que más mellamó la atención fue el título, que sin duda alguna refleja la obsesión que mostraba Zola por la delgada línea que separa al sueño con la realidad.
El sueño es un estado mental, por lo generalinvoluntario, en el que se produce una reelaboración de información que se encuentra almacenada en nuestra memoria. Pareciera que nos adentramos a otra realidad cuando soñamos, ya que en muchas ocasionesen los sueños aparecen imágenes, personas conocidas, y hasta escenarios o paisajes ya vistos o visitados.
En la novela de Zola esto parece ser así, ya que la protagonista de la obra, Angélique,parece estar, a lo largo del texto, sumergida en un profundo sueño de amor donde espera a su “príncipe azul”, y esto parece ser su única realidad. También la existencia de la muchacha de 16 años,pareciera irreal, como si fuera un sueño envuelto en todo ese halo de religiosidad que hay detrás de su personaje.
La primera parte de la novela, cuando Angélique tiene contacto con los Hubert, ella estáal espera de que su sueño que realice. Y es aquí donde Felicién toma un lugar importante ya que él es el sueño y por lo tanto la realidad para la protagonista. Felicién representa toda la posibilidadde realización del sueño.
Todos estos episodios son descritos por Zola de una manera muy cruda, donde ya no hay un compromiso con la naturaleza, como se revisó en el Romanticismo con El Conde de...
tracking img