El sur. borges

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1246 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cativa, Samuel M.
DNI 29359645
Las dos historias en “El Sur” de J. L. Borges

“Yo que anhelé ser otro, ser un hombre
de sentencias, de libros, de dictámenes;
a cielo abierto yaceré entre ciénagas”.

J. L. Borges

¿Cómo es posible que en un relato se pueda encontrar dos historias de una misma historia y que estas convivan sin alterar la coherencia de la narración? Hasta podría decirseque tenemos, en EL Sur de J. L. Borges, dos personajes, o por lo menos uno que se comporta de dos maneras distintas. Un personaje que es dos a la vez, que actúa siguiendo lógicas distintas. Por un lado, un solitario bibliotecario, un intelectual que, maravillado por la edición de Weil de las Mil y una noches, se lastima en el apuro por subir las escaleras y muere de manera absurda a causa de esaherida. Por otro, un hombre valeroso que no duda en enfrentarse a un matón y arriesgar su vida en un duelo con tal de defender su honor ¿Cómo es posible que esto ocurra?
En su primera tesis sobre el cuento, Ricardo Piglia afirma que un cuento siempre cuenta dos historias. Desde mi punto de vista, el cuento de Borges no es la excepción. La primera, quizá más lineal, no presenta complicacionesestructurales. Juan Dahlmann encuentra el libro de “Las Mil y Una Noches”, se accidenta, lo internan, se recupera, viaja a la estancia en el sur, se bate en duelo y, todo lo hace suponer, allí muere. Hasta aquí no habría inconvenientes, la secuencia causal se desarrollaría normalmente. La segunda lectura no es tan sencilla. Hasta el punto en que el personaje es internado, sigue el mismo ordensecuencial que la primera. A partir de allí, el relato vira en otra dirección. Dahlmann nunca abandona el sanatorio y la narración del viaje al sur no es más que la alucinación, o el sueño, de un moribundo que anhela una muerte heroica. Tenemos aquí nuestras dos historias.
Lo que interesa ahora es desentrañar al artificio, descubrir cuáles son las herramientas y elementos que utiliza el autor para, comodice Piglia, “cifrar la historia dos en los intersticios de la historia uno”. Lo primero que se puede señalar es el aire de ambigüedad que tiñe al relato a partir de la operación de Dahlmann. Nada parecería estar definido. Cuando el personaje inicia su viaje a la estancia leemos que el narrador nos dice:

Dahlmann la reconocía (la ciudad) con felicidad y con un principio de vértigo; unossegundos antes de que las registraran sus ojos, recordaba las esquinas, las carteleras, las modestas diferencias de Buenos Aires. En la luz amarilla del nuevo día, todas las cosas regresaban a él.

La descripción de la ciudad a la mañana no nos muestra una imagen acabada del paisaje urbano: las calles son largos zaguanes y las plazas patios. Quizá sea la luz amarilla, tal vez lamisma que alumbra los sueños, que no le permite ver con claridad. Entonces Dahlmann apela al recuerdo, reconoce antes que sus ojos vean. Más adelante vemos que este procedimiento, en el que la realidad se presenta como evocación, se repite. El personaje estando en la estación recuerda un café de la calle Brasil, pero no se traslada hasta él, le basta con recordarlo y, acto seguido, ingresa almismo: “Recordó bruscamente que en un café de la calle Brasil (a pocos metros de la casa de Yrigoyen) había un enorme gato que se dejaba acariciar por la gente, como una divinidad desdeñosa. Entró.” Es como si el personaje no transitara por la ciudad, sino por el espacio del sueño. Notamos como de esta manera vamos encontrando, a medida que avanzamos en la lectura, pistas, indicios que son como puertasentreabiertas, hendijas desde las que se puede entrever la otra historia, la no contada.
En este sentido, también puede señalarse el carácter relativo del tiempo como un elemento más en la construcción del escenario del sueño. Nunca se nos dice si Dahlmann termina el café, ni por qué no espera el tren en la estación, faltando solo treinta minutos para su arribo. Parecería que el tiempo en esta...
tracking img