El tuka

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3372 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 30 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Resumen “Principios de Filosofía”, de A. Carpio.

1. La obra de Platón y su influencia
Platón nació en Atenas en 429 ó 427, y murió en la misma ciudad en 348 ó 347 a.C.
Después de dedicarse a la poesía, pronto se consagró a los estudios filosóficos, siguiendo las enseñanzas de Cratilo, secuaz de Heráclito.
Platón no fue sólo filósofo, o, mejor, porque lo fue de modotan eminente, su poderosa personalidad abarca todos los intereses humanos.
En este sentido, Platón es el artista griego por excelencia; su estilo es perfecta combinación de prosa y poesía, con infinita variedad de modos, que van de lo gracioso a lo suntuoso, del humor a la solemnidad, de lo cotidiano al entusiasmo más noble y al fervor religioso, del rigor lógico más exigente a lasmetáforas y alegorías más poéticas e imaginativas.
Ocuparse de Platón -y lo mismo vale, en parecida medida, de los presocráticos, de
Aristóteles, etc.- puede parecer ocuparse de antigüedades.
Su influencia sobre el pensamiento filosófico, científico, político y religioso, así como sobre el arte, es literalmente inconmensurable -tanto, que trazar la historia de la influenciade Platón hasta nuestros días equivaldría a hacer la historia entera de la cultura occidental.

2. Planteo del problema
Platón se propondrá completar estas dos lagunas: precisar, de un lado, la índole o modo de ser de los conceptos –que llamará “ideas”-, e investigar, de otro lado, todo su dominio: no sólo los conceptos éticos, sino también los matemáticos, metafísicos, etc.
Este tipo de“conocimiento” es vacilante y contradictorio porque su objeto mismo es vacilante y contradictorio: se encuentra en continuo devenir, según enseñó Heráclito a quien en este sentido sigue Platón.
Precisamente, Sócrates lo convenció de que hay conocimiento objetivo, válido para todos: el conocimiento que nos dan los conceptos, las definiciones, las esencias.

3. El modo de ser de lo sensible, yel de las ideas. Los dos mundos
Como lo permanente e inmutable no se encuentra en el mundo de lo sensible, Platón postula otro mundo, el mundo de las "ideas" o mundo inteligible, o lugar "supra celeste", del que el mundo sensible no es más que copia o imitación.
La palabra "idea" proviene del verbo, que significa "ver"; literalmente, "idea" sería lo "visto", el aspecto" que algoofrece a la mirada, la "figura" de algo, su "semblante", por ejemplo, el aspecto o figura que presenta esto que está aquí.
Conviene por tanto, al estudiar a Platón, prescindir de todo lo que sugiere corrientemente la palabra "idea" en el lenguaje actual, que nos hace pensar en algo psíquico, mientras que, para Platón las ideas son algo real, cosas, más todavía, las cosas verdaderas,metafísicamente reales, más reales que montañas, casas o planetas.
Pero la igualdad, o como también dice Platón, "lo igual en sí", la idea de igualdad, no es igualdad en cierto respecto y en otros no, no se convierte en la idea de la desigualdad (si esto sucediera, no podríamos pensar), sino que es siempre la igualdad, perfectamente idéntica a sí misma. En general, las cosas sensibles no sonplenamente, sino que constituyen una mezcla de ser y no ser. Por tanto, no es lo mismo el triángulo en sí -la idea "triángulo"- que las cosas o figuras sensibles triangulares.
Se desprende entonces de todo lo anterior que las cosas iguales (o las cosas triangulares) –y, generalizando, las cosas sensibles- son contradictoria, cambiantes e imperfectas, en tanto que la igualdad (o latriangularidad) –y, en general, todas las ideas- son idénticas, inmutables y perfectas. Por ende, cosas sensibles e ideas representan dos órdenes de cosas, dos modos de ser, totalmente diferentes.
Del mismo modo, si al ver dos leños iguales reconocemos allí la igualdad, aunque la igualdad misma no la “vemos”, esto supone que de alguna manera ya conocíamos la igualdad; no podríamos pensar que dos cosas...
tracking img