El viejo y el mar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (488 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL TEMA DEL MAL EN LAS FLORES DEL MAL

El mal es una manera de establecer diferencias: el poeta, lúcido, no suscribe el consenso, no oculta el rostro, sino que dice con claridad lo que todosquieren callar.
En esta obra, la tercera y cuarta estrofa tienen en común la figura del diablo, que representa el Mal. “En la almohada del mal Satán Trimegisto”. Trimegisto era un dios egipcio y significatres veces más grande, lo que nos muestra que este Satán era tres veces más grande que la trinidad: el Dios padre, hijo y espíritu santo. Eleva a Satán a un nivel superior al de Dios. En este versoseñala que el que domina al hombre no es Dios, sino el diablo y el Mal, y que este somete al hombre de una manera suave, hasta maternal, por eso aparece la almohada.
Baudelaire desordena el primer versopara enfatizar la almohada del mal, en la que estamos dormidos para el bien pero despiertos para el mal.
Satán también evapora el oro de nuestra voluntad. La voluntad tiene una condición fuerte, yaque nos permite elegir entre el bien y el mal, pero frente a Satán se vuelve débil. Él es sabio, es un hechicero, y encanta nuestro espíritu.
En la cuarta estrofa, el hombre aparece como unamarioneta cuyos hilos son movidos por los vicios: “¡Es el diablo quien tiene los hilos que nos mueven!”.
También aparece una antítesis, ya que los elementos que se oponen son incompatibles: “en lo atractivoencontramos en cosas repugnantes”. Esto es producto de la influencia que ejerce en los hombres el diablo, que nos cambia la forma de ver las cosas, los gustos y los valores. También se materializa laidea de que el hombre va llegando al infierno: “cada día al infierno descendemos un paso”. Es como si el hombre descendiera por un camino en bajada hasta llegar al Mal y al infierno.
Crea un clima deopresión y oscuridad: “a través de las tinieblas que apestan”.
Se aprecia la influencia de Dante en Baudelaire, ya que el hombre se asombra de llegar al infierno, lo cual no lo limita ni lo aleja...
tracking img