El viejo y el mar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8493 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Viejo y el Mar

Es una obra literaria que fue escrita por Ernest Hemmingway en el año 1952, considerada una de sus obras cumbres y admirada universalmente, con esta obra pudo contentar a sus decepcionados seguidores.
Esta interesante novela fue llevada al cine en 1957 por J. Stugers, con la actuación de Antony quin, como protagonista principal.



RESUMEN

Santiago era un viejo quepescaba solo en un bote en Gulf Stream y hacía ochenta y cuatro días que no cogía un pez. En los primeros cuarenta días había tenido consigo a un muchacho, pero después de de haber pasado tanto tiempo si haber pescado, los padres del muchacho le habían dicho que el viejo estaba definitiva y rematadamente salado, lo cual era la peor forma de mala suerte.
Entristecía al muchacho ver al viejoregresar todos los días con su bote vacío, y siempre bajaba a ayudarle a cargar los rollos de sedal o el bichero y el arpón y la vela arrollada al mástil. El viejo era flaco y desgarbado, con arrugas profundas en la parte posterior del cuello. Las pardas manchas del benigno cáncer de la piel que el sol produce con sus reflejos en el mar, estaban en sus mejillas. Todo en él era viejo, salvo sus ojos; yéstos tenían el color mismo del mar y eran alegres e invictos.
Los pescadores que aquel día habían tenido éxito habían llegado y habían limpiado sus agujas y las llevaban tendidas sobre dos tablas, dos hombres tambaleándose al extremo de cada tabla a la pescadería. –Santiago –dijo el muchacho. –Qué dijo el viejo. Con el vaso en la mano pensaba en las cosas de hacía muchos años. -¿Puedo ir a buscarlesardinas para mañana? –No ve a jugar baseball. –Me gustaría ir, si no puedo pescar con usted me gustaría servirlo de alguna manera. –Me has pagado una cerveza, ya eres un hombre. –Recuerdo que usted me arrojó a la proa, donde estaban los sedales enrollados y mojados, y recuerdo que todo el bote se estremecía y el estrépito que usted armaba dándole garrotazos. El viejo lo miró con sus amorosos yconfiados ojos quemados por el sol. –Si fueras mi hijo me regresaría a llevarte, pero tú eres de tu padre y de tu madre y trabajas en un bote que no tiene suerte.
Recogieron el aparejo del bote. El viejo se echó el mástil al hombro y el muchacho cargó la caja de madera de los enrollados sedales pardos de apretada malla, el bichero y el arpón con su mango. El mástil era casi tan largo como elcuarto único de la choza. –Abríguese viejo dijo el muchacho recuerde que estamos en Septiembre. –El mes en que vienen los grandes peces –dijo el viejo- En Mayo cualesquiera es pescador. El muchacho salió y cuando regresó el viejo estaba dormido en la silla. El sol se estaba poniendo, el muchacho cogió la frazada del viejo de la cama y se la echó sobre los hombros –buena suerte viejo – buena suerte –Al siguiente día habían otros botes de otras playas que salían a la mar y el viejo sentía sumergirse las palas de los remos y empujar aunque no podía verlos ahora que la luna se había ocultado atrás de las lomas el viejo sabia que se alejaría mucho de la costa y dejó atrás el olor a tierra y entró remando el limpio olor matinal del océano, en la oscuridad el viejo podía sentir venir la mañana ymientras remaba oía el tembloroso rumor de los peces voladores que salían del agua y el sisco que sus rígidas alas habían surcando el aire en la oscuridad. Remaba firme y seguidamente y no le costaba un esfuerzo excesivo porque se mantenía en su límite de velocidad y la superficie del océano era plana, salvo por los ocasionales remolinos de la corriente, el sol se tornó más brillante y su resplandorcayó sobre el agua; luego, al levantarse más en el cielo, el plano mar lo hizo rebotar contra los ojos del viejo, hasta causarle daño; y siguió remando sin mirarlo, al atardecer puedo mirarlo de frente sin deslumbrarme. Y por la tarde tiene más fuerza pero por la mañana es más doloroso. Entonces vio una de esas aves marinas llamadas fragatas con sus largas alas negras girando en el cielo...
tracking img