El volcan mas joven

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1991 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 28 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PARICUTÍN

Cápsula 37 del 29 de Marzo de 2003

Investigación y Guión: Conti González Báez

La aparición geológica del Volcán Paricutín en la Meseta Tarasca, durante el mes de febrero de 1943 se llevó a cabo en el corazón de una de las culturas prehispánicas más importantes de Mesoamérica.
El aviso del nacimiento de un volcán en territorio michoacano fue una noticia que sacudió a todo elmundo, ya que por primera vez en la historia se anunciaba la posibilidad real de ver nacer un volcán.
Ante tal noticia, un gran número de científicos, artistas y curiosos de todo el mundo, además de todos los medios de comunicación disponibles en esa época, se dieron cita en el Corredor Tarasco plagado de volcanes, de modo que pudieron ver nacer uno más y también la destrucción y el éxodo delos pueblos indígenas dueños del volcán y posteriormente dueños de nada.
Con un detalle sin precedente, la crónica de los acontecimientos fue realizada por numerosos periodistas y especialistas. Desde entonces, un gran número de visitantes han llegado y siguen llegando año con año al estado de Michoacán para ver este fenómeno.
Pocos saben que el Paricutín fue llamado en esa época la Maravilla deAmérica y que actualmente, en diferentes listados a nivel internacional, sigue siendo considerado como una de las Maravillas Naturales del Mundo, comparado con el Gran Cañón de Estados Unidos, el monte Everest o las cataratas de Victoria.
Las poblaciones más importantes en la región que sería escenario del nacimiento del Volcán Paricutín eran San Juan Parangaricutiro, Parcutín, Zirosto,Angahuan y Zacán.
Antes de la aparición del volcán, la tierra se caracterizaba como un terreno llano en general, ligeramente ondulado. La pequeña cuenca donde surgió el volcán era utilizada como tierra de labor. La parcela sur donde se asentó el volcán era propiedad de Dionisio Pulido, vecino de Paricutín, que anteriormente se llamaba Cuiyutziro, en tanto que la más plana hacia el centro y norte de lameseta se llamaba Quizotcho y pertenecía a Barbarino Gutiérrez.
Desde los primeros telegramas que fueron enviados por los indígenas y durante los primeros meses de actividad volcánica del Paricutín, la respuesta del gobierno municipal, estatal y federal se caracterizó por ser bastante lenta, improvisada e incapaz de entender a fondo el impacto cultural y económico que se avecinaba por laocurrencia de un fenómeno de la índole del Volcán Paricutín.
En la tarde del ese día, Dionisio Pulido, un labrador michoacano, araba tranquilamente su parcela de maíz. En el suelo existía una grieta que Dionisio siempre había visto allí, pero aquel día se había abierto considerablemente. De pronto, como a cien metros de donde tenía hundida la reja de su arado, vio salir del suelo una columna de humoblanco que se elevó muy alto en el aire.
Le pareció muy raro. Esa mañana había sentido que la tierra temblaba, luego el suelo se puso tan caliente que casi le quemaba los pies, y ahora, ese chorro de humo... ¿qué sería?
Dejó el arado y se acercó a la columna de humo para averiguar qué era aquello; pero de pronto un tremendo estampido lo dejó parado en seco. El chorro de humo se hizo más grande ysubía con una fuerza y un ruido espantosos. Dionisio salió corriendo a toda prisa para avisar a su mujer; pero no tuvo tiempo ya de ver en pie su pobre cabaña.
Allí donde estaba el maizal de la parcela había un espantoso surtidor de llamas, de arena y de enormes piedras encendidas que salían disparadas con ronquidos y truenos infernales. La gente huía enloquecida de miedo.
Éste es elTestimonio de Dionisio Pulido:
A las cuatro de la tarde, dejé a mi esposa al fuego de la leña, cuando noté que una grieta, que se encontraba en uno de los corrales de mi granja, se había abierto y vi que era una clase de grieta que tenía una profundidad solamente de la mitad de un metro. Me fijé alrededor para encender las brasas otra vez, cuando sentí un trueno, los árboles temblaban y di vuelta para...
tracking img