El yo y el ello

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1015 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL YO Y EL ELLO
Nuestro concepto de lo inconsciente tiene como punto de partida, la
teoría de la represión. Lo reprimido es, para nosotros, el prototipo de lo inconsciente.
Pero vemos que se nos presentan dos clases de inconsciente: lo inconsciente latente,
capaz de consciencia, y lo reprimido, incapaz de consciencia.
A lo latente, que sólo es inconsciente en un sentido descriptivo y
no enun sentido dinámico, lo denominamos preconsciente, y reservamos el nombre de
inconsciente para lo reprimido, dinámicamente inconsciente. Tenemos, pues, tres
términos -consciente (Cc.), preconsciente (Prec.), e inconsciente (Inc.), cuyo sentido no
es ya puramente descriptivo. Suponemos que lo Prec. se halla más cerca que lo Inc. de lo
Cc..
suponemos en todo individuo, una organizacióncoherente de sus
procesos psíquicos, a la que consideramos como su Yo. Este Yo integra la consciencia,
la cual domina el acceso a la motilidad, esto es, la descarga de las excitaciones en el
mundo exterior, siendo aquella instancia psíquica, la que fiscaliza todos sus procesos
parciales, la censura onírica. Del Yo, parten también las represiones por medio de las
cuales han de quedar excluídas, nosólo de la consciencia sino también de las demás
formas de eficiencia y actividad, determinadas tendencias anímicas. El conjunto de estos
elementos excluídos por la represión se sitúa frente al Yo en el análisis, labor a la cual se
plantea el problema de suprimir las resistencias que el Yo opone a todo contacto con lo
reprimido. Pero durante el análisis, observamos que el enfermo tropieza condificultades
cuando le invitamos a realizar determinadas labores y que sus asociaciones cesan en
absoluto en cuanto han de aproximarse a lo reprimido. Le decimos entonces, que se halla
bajo el dominio de una resistencia, pero él no sabe nada de ella, y aunque por sus
sensaciones displacientes llegase a adivinar que en aquellos momentos actúa en él una
resistencia, no sabría darle nombre nidescribirla. Ahora bien, como tal resistencia parte
seguramente de su Yo y pertenece al mismo, nos encontramos ante una situación
imprevista. Comprobamos, en efecto, que en el Yo hay también algo inconsciente, algo
que se conduce idénticamente a lo reprimido, o sea exteriorizando intensos efectos sin
hacerse consciente por sí mismo, y cuya percatación consciente precisa de una especial
labor. Laconsecuencia de este descubrimiento para la práctica analítica es la de que
tropezamos con infinitas dificultades e imprecisiones si queremos mantener nuestra
habitual forma de expresión y reducir, por ejemplo, la neurosis, a un conflicto entre lo
consciente y lo inconsciente. Fundándonos en nuestro conocimiento de la estructura de
la vida anímica, habremos, pues, de sustituir esta antítesis porotra, esto es, por la
existente entre el Yo coherente y lo reprimido, disociado de él.
la verdadera diferencia entre
una representación inconsciente y una representación preconsciente (un pensamiento),
consiste en que el material de la primera permanece oculto, mientras que la segunda se
muestra enlazada con representaciones verbales. Emprendemos aquí, por vez primera, la
tentativa deindicar caracteres de los sistemas Prec. e Inc., distintos de su relación con la
consciencia. Así, pues, la pregunta de cómo se hace algo consciente, deberá ser
sustituída por la de cómo se hace algo preconsciente y la respuesta sería, que por su
enlace con las representaciones verbales correspondientes.
 Un individuo es ahora, para nosotros, un Ello psíquico, desconocido e
inconsciente, en cuyasuperficie aparece el Yo, que se ha desarrollado partiendo del
sistema P., su nódulo. El Yo no envuelve por completo al Ello, sino que se limita a
ocupar una parte de su superficie, esto es, la constituida por el sistema P., y tampoco se
halla precisamente separado de él, pues constituye con él en su parte interior.
Pero también lo reprimido confluye con el Ello hasta el punto de no...
tracking img