El yoga, una práctica milenaria que también atrae a los chicos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (691 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Contribuye a cultivar la paciencia, incrementar la concentración y reducir la agresividad

Aunque sea difícil imaginar a chicos de cuatro años sentados con las piernas cruzadas, los ojos cerrados ypronunciando "om", en la típica posición de yoga, lo cierto es que esta práctica está ganando adeptos entre los más pequeños. Varios centros de yoga de Buenos Aires han apostado a este nuevo públicoy abrieron un espacio para que niños y niñas puedan disfrutar de esta disciplina milenaria en las vacaciones.

Para los padres que buscan una actividad de verano en la que sus hijos, además derecreación, puedan cultivar la paciencia, mejorar la concentración, disminuir la agresividad y, al mismo tiempo, recargar la energía del cuerpo, el yoga es una excelente opción.

"En el verano, hay pocasactividades para los chicos que se quedan en la ciudad que sean distintas de la colonia de vacaciones. En la búsqueda de algo para mi hija que implicara trabajar con el cuerpo y que, a la vez, laayudara a relajarse me encontré con esto y me encantó", contó Natalia Rodríguez, madre de Julieta Ruiz, una niña de 6 años que practica yoga dos veces por semana.

Como Julieta, son varios los pequeñosque se han enganchado con esta práctica, que encaran como si se tratara de un juego.

La mayoría de los cursos se ofrecen a niños de 4 a 12 años, con o sin conocimiento de las posturas del yoga.Las clases son de una hora y se dan dos veces a la semana, por un costo que ronda los $ 200 mensuales.

Eugenia Danegger, directora de Yoga Crecer, un centro especializado en chicos, dijo: "Con elyoga ellos pueden manejar situaciones de estrés en su vida cotidiana, se concentran mejor, resuelven conflictos de una manera más relajada y saben controlar sus emociones".

Para lograr que los niñosalcancen las posiciones y la respiración correctas la maestra no da órdenes. Allí se los sumerge, a través de cantos y música, en situaciones imaginarias que los invitan a realizar las posturas...
tracking img