Elegir: amor cruel o crueldad bajo tierra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1369 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Hades, reino de los muertos, lugar inhóspito donde a todos nos ponen un castigo que sufrir. A las 17:05 morí, en los confines de los bosques Bretaña. Mi cuerpo fue arrojado al río Magic por mi amado esposo, Sermanitas. Con una moneda de 2 euros en mis labios pálidos, Sermantias me dio un leve empujón y un último adiós. Al instante sentí como si algo me supsionara el alma hacia una cueva,donde el diablo perdió los calzones. Al entrar, mis ojos temerosos recorrieron su interior. Escaleras, muchas escaleras. Al fondo una sombra inmóvil. Comencé a bajar. Las escaleras empezaron a moverse de arriba abajo, ya no podía dar marcha atrás, tenía que seguir bajando. Cuando llegué a la última fila de escaleras, dejaron de moverse. Baje con pasos temblorosos, cada vez la sombra se definía aúnmás. Hasta que estuve justo enfrente. Un anciano. Barba blanca, con un bastón en un mano, y en la otra una vasija con un extraño líquido de sabor inigualable. Me olvidé de todo mi tiempo en vida. No tenía recuerdos y tampoco me importaba recordarlos. El anciano de nombre Caroonte, llevó mi alma hacia un camino escondido entre la neblina. Un perro de tres cabezas porteaba el camino. Cancerbero.Pasé por él sin sentir miedo alguno, él, al parecer, tampoco sintió mi presencia. Aquel solitario y nubloso camino parecía no llegar a su fin. Pues sí, tenía fin. Una gran sala con árboles de gran tamaño y todos echados a perder, pues allí no llegaba ningún rayo de sol. En dos grandes y lúgubres altares se encontraban sentados, Perséfone y Hades. Hades poseía esa mirada oscura y tenebrosa, encambio, Perséfone poseía una miraba inocente, clara y a la vez triste. Los dos se percataron de mi ausencia. Hades se acercó a mí. Me miró de abajo a arriba, me acarició la cara y me miró a los ojos fijamente. Al apartarme la mirada caminó con paso ligero hacia un sabio que había al fondo de la sala. Le ordenó que le contara que mal había hecho yo para estar condenada a vagar por el infierno. Él estabaencantado de poner castigos a cualquiera, pero si su hermano, Zeus, se enteraba que castigaba a alguna alma inocente, sería desterrado de su cargo. Eso no le hacía ninguna gracia a Hades. El adivino repaso mi vida, como una radiografía, sin faltarle detalle alguno. Miró a Hades y le dijo que yo había tenido una vida digna, alegre y muy feliz, sin remordimiento alguno. Hades volvió a donde yoestaba y me ordenó sentarme y esperar a mi juicio final. Tenía que llamar a su hermano. Zeus y Hades llegarían a un acuerdo y le indicarían su camino correcto. El que me merezca.
Pasé una noche allí sentada, sin poder dormir. En realidad, no sé cuanto pasé sentada esperando, pues no existía el tiempo allí. De repente una clara luz apareció de arriba. ¡Qué preciosidad! Era Zeus, Rey de los dioses.Hades pronunció mi nombre. Me levanté y me puse en el medio de la sala. Zeus y Hades, allí juntos discutiendo mi caso, como un abogado y el juez. Zeus se levantó y vino a dar conmigo. Acarició mi cara, miró mis manos, mi pelo y mis ojos. Asombrado por mi belleza y mis resplandecientes ojos, volvió con su hermano de nuevo y le dijo algo que no logré entender. Me miraron y me dijeron que pasaría 3días en el Olimpo con Zeus. Él me evaluaría y decidiría mi camino. Paraíso o Infierno. Zeus me agarró la mano y como una estrella desaparecí de allí.
El Olimpo, reino de los dioses. Lugar luminoso, alegre, colorido, relajante. Mi primer día allí. Zeus me llevó hacia una sala, gran sala. Allí estaban todos los dioses reunidos, excepto Hades. Me dejó en el medio y me presentó con dulzura a todos losdioses. Mi corazón me llegó a la garganta y cada vez latía más rápido. Me presentó como su novia. ¡Qué fuerte, novia del rey de los dioses! Todos empezaron a aplaudir, y Zeus anunció nuestro casamiento. En 3 días. Después me llevó a mi habitación, me cogió de la mano, me dijo que si me casaba con él, todos mis sueños se harían realidad. No volvería jamás al infierno. No sufriría, no moriría....
tracking img