Ell niño de siempre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (381 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL NIÑO DE SIEMPRE

Hace unos días nos preguntaron en Facebook en qué auto aprendimos a manejar y recordarlo se ha vuelto para mí todo un viaje, lejano tecnológicamente hablando, pero en realidadno tanto en la línea de tiempo-espacio. Además, en mi caso, curiosamente aprendí a manejar cuando todavía era un niño, en un auto casi del año en que nací.
Recuerdo perfectamente el Ford Mustang 1974que mi tío “Tito”cuidaba con enfermiza pasión. Era impensable siquiera poder subirnos a su Mustang sin antes sacudirnos en repetidas ocasiones los zapatos, mucho menos subir los pies a los asientoso cerrar la puerta con descuido; más lejano aún imaginar que a mis 14 años mí tío, el doctor, me diría “un día te voy a enseñar a manejar en ese auto”. Mi hermano y yo nos miramos entusiasmado comosi un Sol hubiera iluminado nuestro rostro; los ojos se nos hicieron grandes, enormes. Según escribo estas líneas recuerdo vívidamente el enorme hueco en el estómago cuando me senté al volante de eseMustang café con líneas blancas a los lados, interiores en piel blanca y una palanca manual. Girar la llave significó entrar a un mundo de independencia, de “adulto”. Años después me enteré que estemodelo ha sido uno de los Mustang más criticados por la intención de la marca de competir contra los importados autos japoneses, digamos que era un Mustang descafeinado; sin embargo, para mi siempreguardará un sentido especial, fue mi entrada oficial al mundo de los autos, un momento mágico para mi hermano y para mí, a quien todavía lo recuerdo con una sonrisa enorme sentado en el asientotrasero “bien portadito” a demanda de mi tío, sintiéndose parte de un momento histórico para nuestros juegos infantiles.
Nunca olviden al niño que todos llevamos dentro, en este mundo cada vez más intenso,con necesidades inventadas, mayores demandas, inseguridad y estrés, él es quién nos pondrá de nuevo los pies en la tierra, buscando en los placeres más simples las mayores satisfacciones, como esa...
tracking img