Empresa 2

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (495 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Conclusiones.
Solo si somos fieles a su palabra y cuidadosos en lo que hacemos, podremos presentar a Dios una alabanza que sea aceptable.
La adoración es el homenaje y la reverencia que rendimos aDios, reconociendo su poder, autoridad, dominio, grandeza y santidad; y la palabra de Dios implica mucho más que la expresión verbal, es la entrega de todo el ser que se inclina para rendir a Diostoda la vida.
Con mucha propiedad, Abraham, el padre de los creyentes, cuando se despide de sus siervos para ir al monte donde tendría que ofrecer a Isaac les dice: “Esperad aquí con el asno, y yo y elmuchacho iremos hasta allí y adoraremos” (Génesis 22:5). El termino esta utilizado con toda propiedad: Abraham iba a inclinarse ante la soberana voluntad de Dios y a entregarle todo su ser en lapersona de su hijo. La alabanza es la expresión verbal de la adoración, la manifestación visible de una relación intima con Dios.
El Señor dijo que Dios busca adoradores y no simplemente alabadores, Seradorador es apropiarse de un oficio permanente, vivir íntimamente rendido en forma incondicional a la voluntad de Dios, mientras que la alabanza es solo la expresión externa, verbalizada, de lo quesucede interiormente.
DECRETO PARA GUATEMALA
Que tu atas al enemigo y desatas bendiciones para Guatemala que hoy cancelas el espíritu de mentira, muerte, hurto, homicidio y adulterio, señor losgobernantes de esta nación ha llegado hasta lo más bajo en su corrupción, señor te pedimos que los perdones, que perdones el derramamiento de sangre, que por estar engañados por el enemigo son débiles,carnales y están divididos, han fallado en amar al prójimo, han fallado en hacer tu voluntad. Señor derrama un espíritu de alegría y gozo porque tú harás grandes cosas, SEÑOR Guatemala se rasga elcorazón y no los vestidos, y se convierte a Jehová nuestro Dios, porque misericordioso eres y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia y te dueles del castigo. Restáuranos, oh Dios de nuestra...
tracking img