En pos de la santidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1039 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El comprender que Dios nos ha hecho libres del pecado, atreves de Jesucristo, y que Dios ha preparado todo para que yo pueda vivir una vida que le agrada, me invita a ser mejor, y a realmente esforzarme por caminar como debe ser delante de él, soy yo quien tomo la decisión, de si me aparto o le doy lugar el pecado en mi vida. “Si bien es cierto que efectivamente Dios ha preparado las cosas demodo que podamos vivir una vida santa, también es cierto que no ha dado responsabilidades concretas”, lo que dice el autor en esta frase, me muestra que la responsabilidad no puedo dejarla solo en Dios, el ya me libero, depende de mí si camino y acepto que realmente el pecado ya no hace parte en mi vida, o si por el contrario continuo viviendo como cuando era su esclava.
“si bien Dios nos Ha libradodel reino del pecado, la naturaleza pecaminosa todavía reside dentro de nosotros” esto, me invita a seguir realmente buscando a Dios y su santidad a hacer su voluntad y a vivir una vida realmente en obediencia para él, porque solo así el pecado que aun hace parte de mi, va a permanecer muerto y no va a tener ningún efecto sobre mi vida.
LA LUCHA POR LA SANTIDAD
Capitulo 6.
Cada día estamosexpuestos al pecado, de hecho cada día de una u otra manera pecamos, porque aunque ya el pecado no puede dominarnos, aun habita en nosotros, y aun de muchas formas nos afecta. Pero me alienta, el saber que aunque cada día nos vemos carnalmente incitados a pecar, también el “Espíritu Santo, se ocupa de mantener en nosotros el anhelo predominante de santidad”.
Al comprender que en mi corazón es dondemora el pecado, me doy cuenta también que debo estar siempre alerta, y que debo entregarle por completo a Dios mi corazón, y por supuesto guardarme de todo lo que yo sé, me puede llevar a pecar.
“tenemos que pedirle diariamente a Dios que examine nuestro corazón en busca de pecados que nosotros mismos no queremos o no podemos ver”.
Es importante tener una relación cercana con Dios y permitirleque a través de su palabra, mi corazón sea completamente purificado y transformado, y por supuesto dejar que sea el Espíritu Santo quien nos guie. “solo el Espíritu Santo puede hacernos ver los aspectos a los cuales estamos ciegos”.
He aprendido que definitivamente lo más importante es someternos por completo a Dios y vivir una vida en obediencia y siempre manteniendo nuestra cercanía a él siempredejándonos formar y transformar por él, muriendo a nuestros propios deseos y pasiones y por supuesto estando siempre atentos a la forma como estoy caminando delante de Dios.
AUXILIO PARA LA BATALLA
Capitulo 7.
“es cierto que nosotros solos no podemos. Pero estamos vivos para Dios, unidos a aquel que nos puede fortalecer”.
Este capítulo me enseña la importancia de vivir completamente confiadaen Dios, de depender plenamente de él, y dejarme conducir por él. Cuando comprendo y reconozco que sin la ayuda de Dios jamás voy a poder lograr nada, entonces ahí todo comienza a hacerse más fácil, pues ya no lucho solo yo, sino que ahora sé que Dios está a mi lado.
Es también muy importante aceptar la corrección de Dios pues el siempre va a estar mostrándonos de esta forma el camino a lasantidad.
“cuando el Espíritu Santo nos hace ver nuestra pecaminosidad, no lo hace con el propósito de llevarnos a la desesperación, sino para conducirnos hacia la santidad”.
OBEDECER MAS BIEN QUE TRIUNFAR
Capitulo 8.
En ocasiones al pecar, tendemos a justificarnos y excusarnos o incluso también a veces llegamos al punto de culpar a Dios. Pero este capítulo me enseña algo muy importante, soy yo elúnico responsable de cómo vivo, como actúo. Soy el único responsable de si peco o no. “si pecamos, es porque elegimos hacerlo, no porque nos falte la capacidad para decirle ‘no’ a la tentación”.
Si bien necesitamos del Espíritu Santo para hacer morir nuestros propios deseos, nuestra carne, también es cierto que depende de nosotros de nuestras decisiones, de nuestra voluntad, si aceptamos vivir...
tracking img