En voz confio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7313 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EN VOS CONFIO...
(Revisado por Sri Ramatherio, de la orden Rosacruz)
LAS OBLIGACIONES DEL HOMBRE CONSIDERADO COMO INDIVIDUO

Capítulo I -Consideración
Entra en comunión contigo mismo, oh, hombre, y considera por qué fuiste hecho. Contempla tus poderes, contempla tus necesidades y tus relaciones; así descubrirás los deberes de la vida y obtendrás dirección en todos tus caminos. No procedas ahablar o actuar antes de haber pesado tus palabras y examinado la tendencia de cada paso que hayas de dar; así la desgracia volará lejos de ti y en tu casa será un extraño la vergüenza; el arrepentimiento no te visitará, ni el dolor marcará tu mejilla en esta ni en muchas vidas venideras. El hombre irreflexivo no frena su lengua; habla sin tino y se ve enredado en la demencia de sus propiaspalabras. Así como quien corre apresuradamente y salta por sobre una valla puede caer en algún hueco que hubiera al otro lado y que no puede ver, así sucede al hombre que se lanza bruscamente a la acción antes de haber considerado sus consecuencias y la compensación que la Ley exige. Escucha, por lo tanto, la voz de la Consideración; sus palabras están llenas de sabiduría y el sendero que te señale teconducirá al abrigo seguro y a la verdad.
 
 
Capítulo II - Modestia
 
Quién eres tú, oh, hombre, que presumes de tu propia sabiduría? ¿Por qué te jactas de lo que haz adquirido? El primer paso que conduce a la sabiduría consiste en conocer que has nacido mortalmente ignorante, y si no quieres ser tenido por necio según el juicio de los demás, desecha la insensatez de ser sabio en tu propiamortalidad. Así como un sencillo atavío adorna mejor a una mujer hermosa, así una conducta decente es el mayor adorno de la sabiduría interna. El habla del hombre modesto da lustre a la verdad, y la mansedumbre de sus palabras dispensa su error. No confía él en su sabiduría mortal; pesa bien el consejo de un amigo y recibe de él su beneficio. Aparta sus oídos de la propia alabanza y no cree enella; es el último en descubrir sus propias perfecciones.. Sin embargo, así como un velo realza la hermosura, así sucede con sus virtudes a la sombra con que su modestia las cubre. Pero contempla al vanidoso y observa al arrogante; que se atavía con ricos trajes, desfila por las calles públicas, mira a su alrededor y atrae la observación de los demás. Yergue la cabeza y menosprecia al pobre; trata coninsolencia a sus inferiores, mientras sus superiores, en cambio, ríen de su vanidad y locura. Desprecia el juicio de los demás; confía en su propia opinión y se confunde. Está lleno con la vanidad de su imaginación; se deleita en hablar y oír hablar de sí mismo todo el día. Engulle con avidez su propia alabanza, y el adulador, en cambio, se lo come a él.
 
 
Capítulo III- Diligencia
 
Comolos días que han pasado se fueron para siempre, y como los que están por venir pudieran no llegar a ti en el estado presente de tu ser, te es necesario, ¡oh, hombre! emplear el estado presente sin lamentar la pérdida de lo pasado, o sin contar demasiado con lo que ha de venir, porque de tu estado próximo nada puedes saber, excepto lo que tus acciones de ahora dispongan para él. Este instante estuyo; el próximo está en el vientre de lo futuro y no sabe lo que podrá traer; la madurez de lo que no ha nacido está de acuerdo con la ley. Cada estado futuro es lo que tú has creado en el presente. Lo que resuelvas hacer, hazlo pronto. No dejes para la tarde lo que puedas hacer en la mañana. La ociosidad es madre de la carencia y del dolor; pero el trabajo del bien produce placer. La mano de ladiligencia derrota a la necesidad; la prosperidad y el triunfo son los ayudantes del hombre industrioso. ¿Quién es aquel que ha adquirido fortuna, que se ha elevado al poder, que se ha abrigado en el honor, de quien se habla en la ciudad con alabanza y que se planta ante el rey en su consejo? es sólo aquel que ha desterrado la ociosidad de su casa y le ha dicho: "Pereza, eres mi enemiga" El se...
tracking img