Encuadre de la cura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7893 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El encuadre de la cura: demanda, transferencia y contrato con los padres y para su hijo
Auteurs : Jean Bergès, Gabriel Balbo 11/10/2000
Notes
Luego de un repaso histórico de lo que fueron en el origen la demanda de análisis de niño, el contrato con sus padres, el lugar y la función que allí tomaba la transferencia en la dirección de la cura elaborada por el analista, abordaremos el problemaque plantea la actual naturaleza de la demanda y sus efectos sobre la negociación del contrato analítico con los padres y el niño; después de lo cual definiremos precisamente demanda y no-demanda, para mostrar el carácter inevitablemente conflictual de su relación; originario en el fondo de toda toma a cargo, este conflicto llevará a considerar cual es el amo del goce en un análisis de niño, cuales la interrogación fundamental de la anticipación simbólica cuando es decidida una cura con el niño. ¿Cuál es la demanda de transferencia distinguida de la transferencia de la demanda? y para concluir ¿qué es la transferencia sobre la cura misma del niño?.
REPASO HISTÓRICO
Freud
Si el psicoanalista llega, gracias a su práctica con el adulto, a formularse hipótesis sobre la sexualidadinfantil, puede desear escuchar más directamente en el niño, y antes que sean completamente reprimidas, las formaciones que edifican precozmente los deseos que todavía no están totalmente inconscientes. Fue por esta razón que Freud creó el psicoanálisis del niño y fue pues de él que se originó la demanda: "es con este fin que, desde años, incito a mis alumnos y a mis amigos a recoger observaciones de lavida sexual de los niños (...) entre el material que enseguida de estos requerimientos llegó a mis manos, los informes que yo recibía, a intervalos regulares, del pequeño Juanito tuvieron muy luego un lugar preponderante". Incitación, requerimiento: al pedido de Freud, respondió el de los padres del niño en beneficio de quien se anudó fácilmente un contrato analítico, que su analista, a gransatisfacción del Maestro, fue nada menos que su padre.
Demanda, contrato y transferencia parecieron en esa situación idealmente unirse, Freud pensaba que nadie más que su padre podía legítimamente emprender el análisis de su hijo: "solo la reunión de la autoridad paterna y la autoridad médica en una sola persona, y el encuentro en esta de un interés dictado por la ternura y de un interés de ordencientífico, permitieron en este caso hacer del método una aplicación sin lo cual no hubiera sido apta". No sólo para un niño la transferencia es óptima con su padre, sino que además con él ningún riesgo de sugestión se presenta, el levantamiento de un riesgo permite entonces a las asociaciones ser libres y mucho más francas.
Freud no era un hombre que pensara, concibiera y sostuviera cualquier cosa;nada permite pues dudar de su rigor y de su convicción científica, ni su sincera preocupación: supervisó regularmente y en el lugar de tercero simbólico, el análisis llevado por el padre con su hijo; analizó él mismo a su propia hija Anna; y aún en 1935 si bien no aconsejó a E. Weiss emprender el análisis de su hijo, tampoco se lo prohibió: "con mi propia hija, tuve éxito, con un hijo nosenfrentamos a escrúpulos particulares (...) claramente todo depende de las dos personas y de la relación que tienen entre ellas. Las dificultades usted las conoce. No estaría sorprendido, sin embargo, que usted tuviera éxito".
¿Los Padres Son Buenos Terapeutas?
Cuando ella a su vez fue psicoanalista, Anna Freud sostuvo siempre que el niño transfiere sólo con sus padres; al contrario, como con el adulto eindependientemente de ellos, con el niño una transferencia analítica es siempre posible, le objetó Melanie Klein, quien analizó también a sus propios hijos. Esta práctica fue pues más que ocasional, y se desarrolló notablemente en los países anglosajones, donde fue el objeto de la excepcional elaboración teórica de D. W. Winnicott, quien volvió en el fondo a la posición inaugural de Freud: los...
tracking img