Ensayo canibal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6247 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
De la tecnología, el arte y el dolor de los demás |


Elisa Corona Aguilar |
facultad de filosofía y letras, UNAM  |
    |

En Los hijos del limo, Octavio Paz afirma que el número creciente de conversiones a la religión y el apogeo de sectas durante ciertas épocas de la historia son consecuencia de la creencia en lo inminente del fin.1 Vimos nacer el siglo xxi a la sombra de estacreencia, ya no en un fin apocalíptico, sino en una sistemática destrucción de la humanidad por medio de la guerra y la economía voraz de las grandes potencias. Los conceptos creados por la Revolución Industrial han acelerado la historia y la finalidad misma de la vida se ha reducido a alcanzar esa falsa utopía llamada Progreso. Las artes y las humanidades están siendo expulsadas paulatinamente deesta moderna República global; serán quizá, en unos años, la única secta que dé refugio y esperanza a aquellos alienados y descreídos de la modernidad.

Entre los pasos agigantados de la tecnología y las luces tímidas e interminables del arte, presenciamos el dolor de aquellos que se encuentran no sólo a la vuelta de nuestra casa, sino alrededor de todo el mundo.

La lluvia de mensajes anteslejanos despierta nuestra imaginación y perturba nuestra conciencia, pues las distancias han desaparecido y el mundo se ha vuelto pequeño. La tecnología y el arte nos enfrentan día a día a la visión de una pisada humana en la arena de la que creímos ser una isla desierta.

La tecnología nos arroja desnudos a un mar de imágenes, información y datos difíciles de ordenar, de controlar y de traducir apalabras. El arte, en cambio, nos muestra una percepción individual, una intención de comunicar y un mensaje parcial que apela a nuestro entendimiento humano. Pocos son los artistas que se han atrevido a explorar las emociones que nos provoca el sufrimiento de otros, tarea difícil y necesaria en el mundo moderno. Propongo ahora un acercamiento a algunos de ellos.

En el ensayo Dentro de lacámara negra: el novelista y Sudáfrica (Into the Dark Chamber: The Novelist and South Africa),2 J.M. Coetzee afirma que la constante presencia del tema de la tortura en los escritores africanos se debe a que “las relaciones en el cuarto de tortura proporcionan una metáfora simple y extrema para las relaciones entre el autoritarismo y sus víctimas”. Es entonces cuando el escritor debe lidiar con loindecible, sondear el silencio, volver latente aquello que no puede ser atrapado por el lenguaje. Cómo retratar y comunicar el silencio es una de las tareas más difíciles a las que se enfrenta el artista.

En la novela Foe, el escritor sudafricano provoca nuestra capacidad interpretativa al presentarnos a Viernes, un salvaje que de inmediato nos remite al fiel y dócil compañero del famoso náufragoRobinson Crusoe. Pero este Viernes es la antinomia del caníbal redimido del siglo XVIII: no aprende a hablar jamás ni a comunicarse con sus conquistadores porque alguien le cortó la lengua. Susan Barton, la mujer náufraga protagonista de esta novela, intenta por todos los medios comunicarse con el esclavo Viernes, pero fracasa. El salvaje mutilado no da jamás señales de entender las palabras deSusan, no puede repetir sonidos articulados, no sabe siquiera lo que es asentir o negar con la cabeza. El silencio de Viernes es, en la novela, más fuerte y profundo que el lenguaje mismo; es una columna de humo que envuelve y estrangula a los personajes. La verdadera historia de Viernes no podrá ser contada jamás, pues el salvaje existe en un mundo sin lenguaje, en un mundo “donde los cuerpos son suspropios signos”. La mutilación del miembro dedicado al lenguaje es más que una alegoría del pueblo conquistado y acallado por la violencia: es la personificación de la verdad que ni la historia ni el arte atrapan jamás.

En el siglo XXI, la ironía mantiene su supremacía entre las figuras retóricas. Ésta nos obliga a salir del texto, a entrar en nosotros mismos y a volver después al texto...
tracking img