Ensayo de conflicto colombo-venezolano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2233 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Colombia y Venezuela han vivido una década conflictiva y llena de paradojas. Los triunfos electorales de Hugo Chávez Frías en Venezuela (1999) y de Álvaro Uribe Vélez en Colombia (2002) y la decidida implementación de sus proyectos políticos, antagónicos entre sí, explican la inestabilidad y continuas crisis bilaterales en los últimos años. Esta tensión ha llegado a su máxima expresión a partirde agosto de 2009 cuando se hizo público el acuerdo militar de Colombia con Estados Unidos.
El liderazgo personalista de estos dos mandatarios ha polarizado ambas sociedades y minado la institucionalidad interna de ambos Estados, al tiempo que ha debilitado los espacios binacionales capaces de generar procesos cualificados de integración, acuerdos y resolución de conflictos. Ambos jefes de Estadoson puntas de lanza de proyectos antagónicos en América Latina. La administración Uribe es plataforma de la política económica y de seguridad de Estados Unidos para la región y el socialismo del siglo XXI del presidente Chávez posee vocación expansionista y tiene una agenda anti-neoliberal y antiestadounidense, de alianzas estratégicas con adversarios tradicionales de EEUU como Cuba, Rusia, Chinae Irán.
Conflicto Binacional
En Colombia la implementación del Plan Colombia (a partir de1999) y el triunfo de Álvaro Uribe Vélez (2002 y 2006) con su política de seguridad democrática, de mano dura, enfilada al aniquilamiento de los grupos guerrilleros (FARC y ELN), con una agenda económica neoliberal abierta al capital transnacional y al Tratado de Libre Comercio con EEUU, ha sido un factor deroce con el gobierno venezolano.

Colombia y Venezuela. Un conflicto binacional de carácter irregular
Uribe posee un estilo de liderazgo carismático con un fuerte acento personalista, populista y mediático que, pese a haber estado involucrado en importantes escándalos que vinculan a funcionarios de su gobierno al paramilitarismo (“la parapolítica”), mantiene una alta popularidad producto de sulucha contra las FARC-EP y, a pesar de que cuenta con un gran respaldo social, su liderazgo ha dividido y polarizado a Colombia. En Sur América se encuentra cada vez más aislado de sus vecinos debido a la incondicionalidad de su gobierno a los intereses norteamericanos, al punto de que se ha erigido como cabeza de puente de Estados Unidos para el continente suramericano.
El avasallante triunfodel uribismo en las recientes elecciones parlamentarias y la posibilidad de un continuismo de la seguridad democrática si Juan Manuel Santos, candidato del partido de la U que ha punteado en las encuestas para las próximas elecciones presidenciales, llega al poder, ha despertado recelos y suspicacias en el oficialismo venezolano y manifiesta alegría en la oposición antichavista expresada conregularidad en los editoriales de uno de los principales diarios de oposición en Venezuela, El Nacional, en donde continuamente se alaban las bondades de la seguridad democrática y colocan a Álvaro Uribe como el paladín de la justicia y la democracia en Sur América.

El triunfo de Hugo Chávez Frías (1999) en Venezuela y su permanencia en el poder a lo largo de una década con su proyecto Bolivarianopara América Latina, proclamado ideológicamente como el “Socialismo del siglo XXI”, caracterizado por una gestión interna centralizadora, estatista y de marcada presencia militar y contenido social, ha hecho que las divisiones y polarizaciones existentes entre los dos países sean más agudas.
El actual gobierno venezolano ha tenido una política internacional de carácter expansionista para la región,apoyada en la cartera petrolera y abocada a la creación de bloques regionales antinorteamericanos (ALBA y PETRO CARIBE) y ha manifestado una expresa simpatía hacia los grupos insurgentes colombianos para quienes ha pedido públicamente la exclusión de la lista de grupos terroristas y ha reivindicado su estatus de beligerancia, mientras la FARC-EP y el ELN han reconocido públicamente, a través de...
tracking img