Ensayo el principito

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1330 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Nunca Digas Nunca

Durante la vida de todos y cada uno de quienes habitamos este triste, monótono y monopolizado planeta, se dan momentos que nos marcan para siempre, hay personas que nos dejan una enseñanza y hay frases que siempre retumbarán en nuestras mentes hasta que nuestro corazón deje de latir; para el mundo en general, como sociedad, han habido personajes que con sus vidas nos handejado un legado imborrable y aún hoy parece que vivieran ante las referencias que día a día se hacen de ellos, pero es inevitable decir que muchos de estos personajes no vivieron en nuestro mundo y menos pisaron alguna vez este planeta, muchos de quienes hoy recordamos como grandes nacieron en las mentes de hombres o mujeres y vivieron en las letras que escribían narrando una historia, la de ellos,las de esos llamémoslos “personajes de papel”; muchos de los cuales nos deslumbraron con sus locuras, nos impactaron con su sabiduría y nos marcaron con su inocencia, todos y cada uno no eran más que el recurso de quienes escribían para mostrar una realidad, estos personajes de papel no son más que metáforas, expresiones ocultas de lo que se piensa de este mundo y que se adorna para llamar laatención, desde los abusos del feudalismo que critico el quijote atacando los molinos, la segregación familiar que nos idealizó Kafka con su metamorfosis o el egocentrismo y el libertinaje que nos retrató Wilde con Dorian Gray, pero pocos pensarían que en la vida de muchos el personaje de papel más importante tenía menos de 1,50 m de estatura y una mente inocente, curiosa e infantilmente llamativa, nopensaría Antoine de Saint-Exupéry cuando desapareció en el mediterráneo que sería ese niño viajero, ese principito de capa y cabello rubio el que marcaría más de una generación y nos dejaría el mensaje más importante de todos: Nunca decir nunca a dejar de ser niños, en el fondo, nunca perder la inocencia y mirar el mundo con ojos de infante.

Muchas veces nos encontramos en algunos lugares condesconocidos que simplemente ignoramos, muchas personas pasan diariamente a nuestro lado, con miles de problemas que no significan nada para nuestras vidas, pero cuando es un niño el que se encuentra a alguien, se muere por saber que piensa, por conocer porque ríe o porque llora, cuando leemos la historia de aquel aviador que cayó en el desierto y dibujó una caja para un pequeño que se lo pidió,llegamos a pensar que el mundo necesita de que miremos a los demás con los ojos de un niño. En el relato de Saint-Exupéry vemos al Principito, un niño que vivía y cuidaba de su planeta, que limpiaba los volcanes, que arrancaba los baobabs y que adoraba ver los atardeceres, vemos un niño que se enamoró de una rosa, única en el universo y la más hermosa de todas, esa misma rosa por la que cuyo amorabandonó su asteroide y comenzó a viajar a planetas, donde conoció personajes interesantes que nos enseñan como los seres humanos no somos más que prototipos hechos para vivir y morir, finalmente llega a la tierra y conoce al aviador, le comparte su inocente sabiduría y le pide que dibuje un cordero, algo que le es imposible al aviador ante lo que le dibuja una caja, “con un cordero adentro”, elsímbolo que marcó lo que sería desde cuando se escribió, el ver el mundo con los ojos de un niño, la capacidad de ver un elefante dentro de una boa y no un sombrero. Saint-Exupéry, fue toda su vida un reconocido aviador, de los primeros, de los más arriesgados y con mayor creatividad, de eso no hay duda, desde las piruetas en el aire hasta las metáforas nos demuestran la grandeza de uno de losliteratos más recientes, en “Le Petit Prince”, un relato aparentemente para niños, nada es lo que parece, el principito no vive realmente en un asteroide, no limpia pequeños volcanes, ni arranca baobabs de su corteza terrestre; no, ese asteroide, ese planeta, el B612, es una vida, pequeña, es decir joven, cuyo habitante tiene la curiosidad de un sabio y viejo filósofo, la necesidad de querer saberlo...
tracking img