Ensayo sobre la paz perpetua

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3704 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ENSAYO DE LA OBRA DE INMANUEL KANT “SOBRE LA PAZ PERPETUA”

Inmanuel Kant, es considerado por muchos estudiosos como el pensador más influyente de la edad moderna. Dado a que este ensayo se basa sobre una de sus obras y entre ellas la más trascendental, se considera justo hacer una aproximación biográfica del personaje en cuestión, para hacernos una idea del hombre y sus circunstancias, antesde entrar en materia propiamente dicho.
Kant, nació el 22 de abril de 1724 en Königsberg, parte de la Alemania de su época, hoy día de Rusia (Kaliningrado). Tuvo una buena educación, en base a clásicos y ciencias puras, interrumpe momentáneamente sus estudios por la muerte de su padre, los retoma y obtiene un doctorado. Dedicó gran parte de su vida a la docencia, aproximadamente 42 años, lo quele dio prestigio y reputación. No obstante, sus enseñanzas religiosas, basadas en el racionalismo más que en lo divino, le originaron problemas con el Gobierno de Prusia y en 1792, el Rey Federico Guillermo II, le prohibió expresarse oral o por escrito en relación al tema religioso, orden que es acatada, hasta la muerte del Rey, cinco años más tarde.
A Kant se le considera un filósofo deproducción tardía, publica su primera gran obra “La crítica de la razón pura”, en el año 1781, vale acotar a la edad de 57 años, es a partir de este momento que comienza en si su producción literaria, sus otras grandes obras, las desarrolla en la última década de su vida, siendo ya septuagenario, es así, como publica “El tratado sobre la paz perpetua”, en 1795.
Estando su salud quebrantada, muere ensu ciudad natal el 12 de febrero de 1804.
LA PAZ PERPETUA
A finales del siglo XVIII, el continente Europeo a saboreado la Revolución Industrial y el maquinismo, hay un desarrollo en este sentido y estas mieles han traído consigo otras consecuencias, surge aceleradamente el capitalismo, cobra fuerza el concepto de explotación del hombre por el hombre, a través del empleo de mano de obra a muybajos costos. Las sociedades se sorprenden ante el vertiginoso avance de la inventiva y la tecnología y muchos de estos inventos son puestos al servicio del estado natural del hombre: La Guerra.
El desarrollo del capital incrementó la marcada separación de clases sociales y con ello la pugna por el reconocimiento de mejores beneficios, dado el desamparo legal de las clases bajas. Recién ha ocurridola independencia de los Estados Unidos, Inglaterra se maquiniza, la otra gran parte de Europa, aún en las postrimerías del régimen feudal, se debate en las guerras Napoleónicas y Francia ha estallado en revolución.
Este es el panorama mundial de la época cuando Kant, edita su tratado de paz, un mundo en conflicto permanente al cual hay que encontrarle solución, antes que se destruya la especiehumana, producto de sus bajas pasiones e instintos de su estado natural.
En la Europa ubicada a los finales del siglo XVIII, se impone el concepto de soberanía nacional, los pensadores de la época, reflexionan y escriben sobre el derecho de los hombres, la libertad, el equilibrio del poder mediante el equilibrio de las fuerzas. No obstante el ambiente de guerra en la mayor parte del continenteEuropeo, daban por sentado la inexistencia de la unificación y con ello de un estado armonioso de convivencia en paz.
Pensadores de la época se han expresado a través de sus manuscritos; W. Pen, escribió en 1693, un “Ensayo sobre la paz presente y futura de Europa”, en el manifiesta su categórico rechazo a la violencia suscitada en Europa por motivos religiosos. Algunos estudiosos sostienen,que más se centró en el este rechazo, propiamente dicho que en reflexionar políticamente sobre la guerra y la paz.
El Abad de Saint Pierre ha presentado bajo una óptica de optimismo su propuesta de paz:
“Si, como se pretende, el orden social fuera obra de la razón más bien que de las pasiones, ¿no resulta extraño que se haya tardado tanto en ver lo poco que se hace por nuestra felicidad¸ que...
tracking img