Ensayo spallanzani

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2405 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAZZARO SPALLANZANI
“Los microbios nacen de microbios”
Después de la muerte de Leeuwenhoek ¿quién seguiría con los estudios de aquellos microscópicos animalitos? Era la pregunta en Inglaterra los miembros de la Real Sociedad, y en Francia, Réaumur y la brillante Academia Francesa.
Pero a mil quinientos kilómetros, en Scandiano, pueblo del norte de Italia, nacía en 1729 otro cazador demicrobios era Lazzaro Spallanzani un niño extraño que recitaba versos al tiempo que hacia tortas de barro quien olvido esos pasatiempos crueles e infantiles con escarabajos, moscas y gusanos y en lugar de acosar a sus padres con preguntas examinaba atentamente a los seres vivos de la naturaleza, quería saber cómo estaban funcionando las cosas.
A diferencia de Leeuwenhoek nuestro joven italiano tuvo quesostener grandes luchas con su familia para llegar a ser un cazador de microbios, ellos querían que se dedicara al estudio de leyes; obligado a estudiar tediosas lecciones por las noches, en cuanto su padre volvía la espalda se dedicaba a contemplar las estrellas, que esmaltaban el negro y aterciopelado cielo italiano para dar, a la mañana siguiente, explicaciones acerca de ellas a sus compañerosde juegos, quienes acabaron por llamarle “el Astrólogo” .
El joven estaba tan decidido a arrancar sus secretos a la naturaleza como lo estuvo Leeuwenhoek, e hizo como que le interesaban los documentos legales, pero en los momentos que tenía libres se dedicó a estudiar matemáticas, griego, francés y lógica, y durante las vacaciones observaba las fuentes que surgían del suelo de los bosques quesolía recorrer en los días de fiesta.
A hurtadillas hizo una visita a Vallisnieri, el célebre hombre de ciencia, a quien dio cuenta de todos sus conocimientos, quien le dijo que abandonara los estudios de leyes que é había nacido para ser un investigador científico.
Vallisnieri indignado, fue a ver al padre de Spallanzani, reconviniéndole por hacer caso omiso del talento natural de Lazzaro yobligarle a estudiar Derecho.
A consecuencia de esto, el avispado Spallanzani fue enviado a la Universidad de Regio para emprender la carrera de ciencias.
En este tiempo el “Invisible College” no tena ya que reunirse en cuevas o lugares escondidos y las sociedades científicas obtenían en todas partes el apoyo generoso de los parlamentos y de los reyes, no solo empezaba a ser tolerado el poner en dudalas supersticiones, sino que entró en boga el hacerlo así.
Al mismo tiempo que el anhelo por hacerlo todo, desde los astros hasta las piruetas de los animalitos, los contemporáneos de Spallanzani empezaron a mostrar un franco desprecio por la religión y sus dogmas, aun los más sagrados.
A pesar de todo, reinaba en el mundo la ignorancia y mucha seudocencia, aun en el mismo seno de las RealesSociedades y Academias.
Spallanzani, libre ya del horror de un porvenir interminable entre embrollos jurídicos, se lanzó con ardor a la tarea de recoger los conocimientos más diversos, a poner a prueba toda clase de teorías, a desacatar a todas las autoridades por famosas que fuesen, y frecuentó el trato de todo género de personas, desde obispos, funcionarios y profesores, hasta actores extranjerosy juglares.
Era Spallanzani el polo opuesto de Leeeuwenhoek; a los 25 años hizo una traducción de los poetas clásicos y criticó la versión italiana de Homero y bajo la dirección de su prima Laura Bassi, la célebre profesora de Reggio, estudió matemáticas con gran aprovechamiento.
Se dedicaba seriamente a tirar piedras sobre el agua y escribió un trabajo científico intentando explicar lamecánica de estas piedras saltarinas. Se ordenó sacerdote católico y se ganaba la vida diciendo misa.
Una vez ordenado sacerdote se entregó con ardor a poner en duda todo lo existente, sin aceptar nada como cierto, excepto la existencia de Dios.
Antes de cumplir los 30 años fue nombrado profesor de la Universidad de Reggio, donde explicaba sus lecciones ante un auditorio entusiasta que le escuchaba...
tracking img