Ensayo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1292 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Los sueños y las pesadillas están hechos de los mismos materiales, pero esta pesadilla dice ser nuestro único sueño permitido: un modelo de desarrollo que desprecia la vida y adora las cosas” Eduardo H Galeano. Ser como ellos. 1992

Y vivimos en una constante sensación de final, pues pareciera que las últimas palabras ya estuvieran dichas, pero para sorpresa y desdicha nuestra no es así puescada día escuchamos nuevos tiros de amenazas, disfrazados de necesidades y felicidad, que nos hacen hundirnos cada vez más en el abismo del desprecio a la vida y la más aberración, que amor a las cosas.
Final que no llega, porque fuimos nosotros mismos quienes nos dejamos convencer por el falso discurso del desarrollo y ahora este no encuentra su límite, parece que para lograrlo cualquier medioes justificable y cualquier medio, casi siempre apunta a la destrucción, que no discrimina ni velocidades, ni tiempos, ni espacios y mucho menos culturas; su insignia de universalidad es la bandera de lo negado, lo negado que puede llamarse vida, derechos, respeto, diversidad, alteridad, humanidad … y la universalidad que solo encuentra un sinónimo, devastación. Y hemos sacrificado lo verdadero,nos hicieron sacrificarlo, una cuota de sangre, violencia, bombas, barbarie, para la humanidad, la imagen de la guerra ahora tan común que parece no despertar nada en los corazones de los hombres, una película que no tiene fin y que sin que sea interpretada por los mismos personajes alrededor del mundo la sensación y el sin sentido es el mismo.
Nos dedicamos a vivir en función de algo que a lomejor no conocemos ni entendemos pero que nos domina y que controla nuestras capacidades para taparnos los ojos ante la realidad y condicionarnos de principio a fin. Suena caótico, pero no tanto como los resultados de esas condiciones o mejor dicho desilusiones, que un simple parpadeo pone en evidencia, situaciones como, la pobreza, los desplazamientos, la soledad, el miedo, etc. Parpadeo que parapocos representara su riqueza y su poder así como su ambición por hacerlo cada vez mas grande, para otros, para la mayoría no será más que la constante lucha por lo que con esfuerzo, mucho esfuerzo se quiere conseguir y para los que aun faltan, los que sobran, el casi residuo de la sociedad no será más que la simple esperanza de sobrevivir.
Un mundo este, agotado por la carencia de límites yatormentado en la demencia de la razón, que ya no entiende ni de ética ni de moral mucho menos de humanidad, quizás la puerta abierta de una maldición que ensucio nuestras lágrimas y nos despojo de lo nuestro. A qué apegarnos ahora, cuando nuestras raíces las convirtieron en vergüenza y nos obligaron a olvidarlas; peor aún nos enseñaron a explotarlas y a abusar de ellas, reducidas a recurso, propiedady ganancia, y nos convirtieron a nosotros en clones deformes con respecto al modelo, una imitación barata de un mundo lejano que buscó, busca y buscará imponerse por los siglos de los siglos, pero que nunca conto con las variables de su experimento y que nos obligo a poner la vida a orden de la ciencia.
¿Variables, errores, propósitos? Hummm … lo único que podemos decir, es que aquí no hayarrepentimiento de nada, reina el descaro y se celebra la destrucción, la desaparición, la pantomima del descubrimiento pues oh dios desarrollo llego para unificarnos y llevarnos a la tierra prometida, cuyas características cada día son más claras, pero que no pertenecían al diseño inicial de perfección. Ahora contamos entonces con lugares que emanan tóxicos en vez de leche y miel, culpable quién, fácilsería juzgar a los poderosos dominantes de la economía, pero nosotros les hemos dado ese poder, pues nuestras acciones los han convencido de que su discurso funciona.
Preferimos siempre estar a la espera de lo nuevo de lo que vendrá, tal vez para distraer un poco la necesidad de volver al pasado, porque somos conscientes de que la herida no sana, de que el recuerdo podría llevarnos a la...
tracking img