Entre paris y españa castellanos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (813 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Entre parís y España:
Darío llegó a España con el compromiso, que cumplió impecablemente, de enviar cuatro crónicas mensuales a La Nación acerca del estado en que se encontraba la nación españolatras su derrota frente a Estados Unidos en la Guerra hispano-estadounidense, y la pérdida de sus posesiones coloniales de Cuba, Puerto Rico, Filipinas y la isla de Guam . Estas crónicas terminaríanrecopilándose en un libro, que apareció en 1901, titulado ‘’España Contemporánea’’. ‘’Crónicas y retratos literarios’’. En ellas, Rubén manifiesta su profunda simpatía por España, y su confianza en larecuperación de la nación, a pesar del estado de abatimiento en que la encontraba.

En 1905 se desplazó a España como miembro de una comisión nombrada por el gobierno nicaragüense cuya finalidad eraresolver una disputa territorial con Honduras. Ese año publicó en Madrid el tercero de los libros capitales de su obra poética: Cantos de vida y esperanza, los cisnes y otros poemas.

 Tambiéndatan de 1905 algunos de sus más memorables poemas, como "Salutación del optimista" y "A Roosevelt", en los cuales enaltece el carácter hispánico frente a la amenaza del imperialismo estadounidense. Enparticular, el segundo, dirigido al entonces presidente de Estados Unidos, Theodore Roosevelt:
Eres los Estados Unidos,
eres el futuro invasor
de la América ingenua que tiene sangre indígena,
queaún reza a Jesucristo y aún habla en español.

En 1906 participó, como secretario de la delegación nicaragüense, en la Tercera Conferencia Panamericana que tuvo lugar en Río de Janeiro. Con este motivoescribió su poema "Salutación del águila", que ofrece una visión de Estados Unidos muy diferente de la de sus poemas anteriores:
Bien vengas, mágica águila de alas enormes y fuertes
a extendersobre el Sur tu gran sombra continental,
a traer en tus garras, anilladas de rojos brillantes,
una palma de gloria, del color de la inmensa esperanza,
y en tu pico la oliva de una vasta y fecunda...
tracking img