Entrevista al doctor luis estrada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1747 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Entrevista al Doctor Luis Estrada
José Miguel Jiménez López
El edificio conocido como la Casita de las Ciencias, junto al museo Universum, aloja la oficina del Doctor Luis Estrada; sus paredes blancas se hacen acompañar de estantes colmados de libros científicos, tesis y enciclopedias varias que resaltan sus letras de oro con la luz del Sol matutino que entra por la ventana. Esta últimaenmarca una imagen que hace juego con el ambiente descrito: el domo del observatorio astronómico del complejo. La ciencia está por doquier.
A los 16 años el doctor Luis Estrada desarmaba radios para descubrir el misterio de su funcionamiento. Ahora, ensambla las piezas del saber científico para divulgarlo a todo el mundo. Es difícil no asombrarse al conocer que un físico e investigador egresado de laFacultad de Ciencias de la UNAM y especialista en física nuclear por el Instituto Tecnológico de Massachussetts no le gustara la escuela cuando era niño e incluso se esforzaba por salir prontamente de ella.
Más que una habilidad o una profesión el doctor Estrada insiste en que la ciencia es el conocimiento del universo y del mundo en que vivimos. Para él, además de la comprensión de su entorno,una extensión de su interés fue, en definitiva, la transmisión de sus conocimientos a través de la formación de las personas. La vida en México era muy diferente en la década de 1960 por esto, cuando regresó de Boston, se dio cuenta de que en nuestro país se necesitaba orientar los esfuerzos en la educación; regresó a su alma máter para comenzar su labor docente.
Para el investigador, ladivulgación de la ciencia es más que una obligación, una necesidad. Este ejercicio comenzó en 1967 con la revista Física y que luego cambió su nombre a Naturaleza dando espacio a todas las disciplinas científicas del momento. El trabajo del doctor fue reconocido por la UNESCO otorgándole en 1974 el Premio Kalinga a la divulgación científica, galardón que compartió con el científico brasileño José Reis.Actualmente comunica la labor científica apoyado con las nuevas tecnologías a través del sitio en internet Cienciorama. El sitio es el resultado del trabajo de varias personas entusiastas y cuyo propósito es el de “dar a conocer a un público no especializado el conocimiento científico actual”. La página proporciona mucha información actualizada además de ofrecer la posibilidad de presenciarseminarios gratuitos en línea con expertos de primer nivel.
A pesar de muchos esfuerzos, el problema que la ciencia enfrenta en su difusión no es tanto la falta de dinero y recursos sino la incomprensión. En opinión del profesor la misma Universidad no lo ha entendido y ha elegido el camino fácil ya que muchos de sus miembros creen que el hecho de tener un museo (Universum) lo resuelve todo. Añade quelo importante es abordar el problema de distintas maneras no enfocándose a un solo medio comunicativo ya que se tienen que publicar escritos para que se puedan leer, que todo lo hablado se escuche, lugares donde se pueda dialogar, herramientas para que la información esté lista para cuando se requiera, etc. Y eso hay que coordinarlo y organizarlo con un proyecto bien claro y definido. En Méxicolos profesionales no están completamente preparados. Es una pena, añade el profesor, que los ingenieros no sepan ciencia o tengan una idea vaga de la misma.
Otros tiempos, otra ciencia
La vida académica era otra cuando las grandes facultades se encontraban situadas en el corazón del Centro Histórico. La ciencia incluso también era otra porque aún no poseía un sentido de practicidad como lo teníala ingeniería o la medicina, aquel al que le interesaba la ciencia era como si ahora a alguien le interesara la Filosofía… como buscando un conocimiento de mucho más profundidad. Esa era la visión de la ciencia en México, un ejemplo claro fue cuando un joven Luis Estrada le comentó a su padre que estudiaría ciencia y este le preguntó preocupado: “Y ¿de qué vas a vivir?”. En la Facultad de...
tracking img