Entrevista ricardo bartís

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5462 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Entrevista a Ricardo Bartís. Viernes 7 de Noviembre. En Sportivo Teatral.

¿Qué modificaciones de relevancia se observan en los espacios de producción cultural desde el reingreso a la democracia?

En principio, esta pregunta alude a la necesidad de una cierta sistematización del pensamiento, del campo imaginario, y eso es lo que yo creo que está atacado.
El pensamiento, el campo imaginarioen la actualidad esta opacado o es gestionario. Digo, el Teatro Alternativo fracasa cuando intenta mantenerse dogmáticamente aferrado a ciertas premisas que lo organizaban, no solamente porque dichas premisas están perimidas, sino además porque generaron mecanismos defensivos para pensarse, para pensar la actividad.
Si se abandona la hipótesis de afectaciones liberadoras, de intensidades dedeseo,el Teatro se convierte en una gimnasia sin peligro. Esa fue la naturaleza del Teatro que estallo a mediados de los 80 . Nuevos espacios,nuevos procedimientos, nuevas ideas, ideas transformadas en ritmos, en energías, “otro” idea teatro. Igual habría que tener cierto cuidado: no era todo tan interesante, ni singular pero habia una pasion, un gesto afirmativo, algo innominable, indefinible,pero de una gran potencia Teatral.
Pero la derrota es infinita. No solamente en el campo de lo económico. Lo cultural está absolutamente arrasado en su eje. No puede pensarse y construir historia, no se puede asociar, no se producen dinámicas de acumulación, se experimenta poco, lo que en términos teatrales significa un deterioro severísimo. Un ataque al centro del trabajo. Y con esto no hagoreferencia al problema de los temas, sino a los problemas de los procedimientos, de lo teatral poético, que están muy atacado. Se hace muy difícil acumular conocimiento, experiencias, trabajo escénico, para producir un lenguaje superador de cierta tendencia que tiene el teatro como arte -por su relación con el público-, a ser conservador y estúpido. En ese sentido, se están viendo algunos efectosdesintegradores de décadas de pensamiento único, marginalidad de ideas, sensación de temor a desarrollar proyectos.
La dictadura generó y seguirá generando esto, porque existe entre nosotros. La dictadura ha quedado nominada como si fuese una especie de recorte semántico que nos tranquiliza, en el sentido de que la podemos nombrar y, con ello, creer que nos remitimos a un pasado, ya superado.Porque la dictadura fue la expresión de una clase social en un marco de conflictos sociales severos. La respuesta desde el Estado, de un concepto en relación a la problemática social, al pedido siempre intranquilizador y desestabilizador de los que no tienen y quieren otra cosa. El problema es siempre el mismo: la sensación de que la tranquilidad social o las gramáticas sociales se van a poderdesplazar sin ruido en la medida que los sectores empobrecidos acepten, con resignación, el lugar de muerte y de desaparición a la que el sistema los somete. Y nosotros somos cómplices de esa realidad porque nos acostumbramos a coexistir con eso. Nos acostumbramos a aceptar cosas que son inaceptables, cosas que están mal, y sobre las cuales tenemos que entrenarnos para soportarlas, y nos transformamos enalgo, en algo que contiene las huellas nocivas y desvastadoras de una enfermedad. Desde ya, que es mucho más grave que se te caigan los dientes por el hambre a que tengas dificultades para dormir o para crear, pero esa enfermedad -que es terminal-, tiene una gran dinámica ya que uno es el portante de un virus que desparrama: La Resignacion

Desde esa perspectiva, ¿qué rasgos distinguirían elcontexto de lo teatral y las intervenciones del Estado en ese campo, en estos años de democracia?

En relación a lo que sería el teatro, el campo de lo imaginario y la posibilidad de vincularse con otros -sin aspiraciones centrales de dinero-, parecería que la época nos desfavorece en comparación a otros momentos donde había un sesgo político en el gesto de la producción. No porque fuese...
tracking img