Entrevista samuel mantilla

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1141 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Qué es lo bueno, lo malo y lo feo de la contaduría pública?

Lo bueno es que el aporte de los contadores públicos a la cadena de valor

de la información financiera genera valor económico tanto para la sociedad

en general como para las organizaciones que reciben los servicios y para el mismo

profesional.

Lo malo es que los contadores públicos no participan sustancialmente en

esevalor económico porque no estudian: tienen afán por conseguir contratos y

luego buscan sub-contratar con quien sea capaz de hacer las cosas (generalmente un

estudiante para pagarle barato) y en consecuencia se meten en unos líos de los cuales

no son capaces de salir (‘trabajan para sus abogados’). Por eso es reconocida como

una profesión instrumental, al servicio de, y nonecesariamente es percibida

como independiente. La independencia del auditor, por ejemplo, le está siendo

impuesta desde afuera, no está surgiendo como convicción propia.

Lo feo es la falta de coherencia ética. Su discurso pretende ser ético (fe pública,

interés público, independencia, credibilidad) pero sus acciones están condicionadas

por las formalidades legales y en realidad sonnorma-adictos. Por esa razón son

reactivos (actúan luego que la norma los obliga) y carecen de liderazgo (otros

profesionales y otros estamentos van más adelante).

Ello está generalizado a nivel mundial, pero se acentúa en países como Colombia

donde predomina la norma sobre la técnica y la norma no siempre está bien elaborada.

¿Cuál es el mayor pecado en el que incurren los contadorespúblicos?

Los contadores públicos no pecan. El pecado es un asunto de fe, depende de la religión

concreta que se profese. Por esa razón es posible que muchos profesionales mediocres

se vayan al cielo y otros extremadamente exitosos y adinerados se queden un rato en el

purgatorio.

No es conveniente trasladar los asuntos religiosos a la esfera de lo profesional. Lo

profesional debetratarse con criterios profesionales y reivindicarse como tal.

En el caso de la contaduría pública lo profesional gira alrededor de la contribución

a la cadena de valor de la información financiera (contabilidad, control interno,

auditoría interna/externa). Lo demás, puede ser de cultura general pero distrae, crea

expectativas falsas y muchas frustraciones.

La corrupción es una palabraque puede poner en apuros a

muchos contadores y revisores fiscales por el hecho de que ya

tienen que denunciar todo. ¿Hacen falta garantías por parte del

Gobierno para cuidar la integridad de esos profesionales?

Hice una auscultación, que muchos de ustedes contestaron, respecto de si la

contaduría es una profesión principalmente ética o principalmente legal. Ganó el

que esprincipalmente legal pero no principalmente ética. Esa es la voz de las

mayorías y es un asunto que está demasiado arraigado.

La lucha contra la ‘corrupción’ es un asunto de moda en el presente,

pero no necesariamente significa que se esté eliminando la corrupción.

Simplemente se están cambiando unos actos corruptos por otros actos corruptos.

En ese contexto los contadores públicoscolombianos se han inventado

un deber de denunciar todo, pero no han reivindicado su compromiso de

confidencialidad. Por ese error (que ustedes llamarían ‘pecado’) la profesión se está

quedando por fuera de la cadena de valor de la información financiera.

La integridad del profesional no necesita garantías externas (ni del gobierno, ni de

los empresarios, ni de los gremios, ni de nadie). Esun asunto que corresponde a las

acciones propias de la persona y es indelegable.

Lo que sucede es que muchos prefieren quedarse con la apariencia de la

integridad (‘mientras no los descubran’) cubierta por los formalismos

legales. En ese contexto pretenden recibir garantías o aducen falta de garantías o

pretenden tener ‘tarifas profesionales’. Una vez más: como no se estudió a...
tracking img