Ertghyif867

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (444 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
tftimjin ycuin yugiu uybuoi yhbuj uhb h u uo u u ou uhyu uuyb ou8g7g97g8g7gugbububu nu buoboubuobj ninifevn owegnoqinvqeifnvgiefqnviqefnvoufqenvifnqvofeqvla doña no respondia,y el no insistió mas.Pero luego le vino la curiosidad y entro a su casa,encontró a la doña tendida en el suelo con un tarro de aspirinas en la mano.Memo fue a notificar a la policía sobre esto y vinieron a llevarse elcuerpo.Es asi que Memo ya podía estar tranquilo pero se sentía aburrido ya q nadie lo molestaba.
El marquez y los gavilanes
don Diego Santos de Molina, un vecino de rancio abolengo de la Lima demediados del siglo veinte, empieza al recibir el primer golpe a su orgullo cuando es desplazado de su mesa favorita en el Gran Hotel Bolívar. Y peor aún, debe dejar su sitio de tantos años a uno de losnuevos ricos, con mucho dinero y poder pero sin alcurnia, uno de esos tantos nuevos vecinos que luchan y surgen desde abajo. Don Diego Santos de Molina, como noble descendiente de encumbrados alterada conla llegada de doña Francisca Morales,la cual describen como una gorda,enana,de cutis oscuro,con un pañuelo amarrado a la cabeza y una jaula vacia en la mano. Memodecide espiar a su nueva vecina,y es aquí cuando ella se percata de esto y comienzan a discutir de cualquier cosa.Se habla de la guerra entre las operas de Memo y de las radionovelas deFrancisca,siempre terminando en insultos.Luego,de laa guerra de las platas,que comenzó cuando la doña trajo unas plantas y luego Memo otras,claro q empezaron a romperse las plantas y todo lo demás.Pero después vinoun periodo de calma. De allí,llego el hijo de la doña,vivía en Venezuela,era corpulento ,de pies muy grandes y andar acompasado,usaba camisas de colores chillones y corbatas floreadas, era palido yde poco hablar.Al fin , el hijo se fue y don Memo decidio comprarse un gato para contrarrestar el loro de la doña. Los insultos continuaron y el loro y el gato se hicieron “amigos”.
Un dia,la doña...
tracking img