¿Es ciencia el derecho?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3843 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Monografía: ESENCIA DEL ABOGADO

MORENO MIRADA, GUSISELLE

27/05/2011
PROFESOR: MG. JOSE LUIS AGÜERO LOVATÓN



Presentación

Yo Guisselle Moreno Miranda, alumna de la Universidad Cesar Vallejo tengo a bien presentarle este trabajo titulado ESCENCIA DEL ABOGADO Que en consecuencia considero importante; ya que nos encontramos a diario con la problemática de que si el derecho es unaciencia o no, para poder definir nuestra posición como estudiantes de derecho tenemos que tener claridad de que es ciencia y que es el derecho como tal, por su trascendencia en la esfera social.

ÍNDICE:

INTRODUCCIÓN
I. EL ESPÍRITU DEL SER ABOGADO
II. ¿QUIÉN ES ABOGADO?
III. LA FUERZA INTERIOR DEL ABOGADO
IV. EL ABOGADO Y LA SENSACIÓN DE JUSTICIA

V. LA MORAL EN EL ABOGADO
VI.BIOGRAFÍA DE EDUARDO J. COUTURE (1904 – 1956)
VII. DECÁLOGO DEL ABOGADO DE COUTURE
VIII. ANÁLISIS DEL DECÁLOGO
IX. CONCLUSIONES
X. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

I. EL ESPÍRITU DEL SER ABOGADO
"Estas páginas son algo más que unos apuntes de observaciones y mucho menos que un cuerpo de doctrina, nada hay en ellas de científico ni de narración amena, son sencillamente la expresión de un estado deconciencia." Con estas palabras empezó Don Angel OSORIO el prólogo a la primera edición de "El alma de la Toga" allá por el año 1.919, después de haber cumplido veinticinco años de ejercer la profesión de abogado y de ser el Decano del Colegio de Abogados de Madrid. En verdad sus palabras son expresión del alma, de un estado evolucionado de conciencia, de la conciencia del verdadero abogado. DonSantiago SENTIS MELENDO al escribir el prólogo a la séptima edición dijo que "He querido escribir este prólogo, presentar esta edición de un libro que -escrito cuando el autor celebraba sus bodas de plata con la abogacía, a los veinticinco años de la muerte del autor-, sigue con vida." En 1.995 llegó a mis manos un ejemplar de la novena edición -tiraje de 1.989- y al leerlo me parece que está -ycontinuará por muchísimos muchos años más- totalmente vigente. Por eso es que me apetece tomar sus más de 400 páginas habladas en un castellano ya un poco arcaico y re-crearlo en menos cantidad y hablarlo -en la medida de lo posible- en un castellano de ahora -quizá en palabras de a centavo y comunes-; aunque eso sí asegurándome en todo momento que esta re-presentación no pierda la calidad deloriginal -y que Don Angel me perdone por tal atrevimiento y ustedes lo tomen como lo que es: el espíritu del ser abogado.

II. ¿QUIÉN ES ABOGADO?
La abogacía no es una consagración académica sino una concreción profesional, porque nuestro título no es el de "abogado" sino el de "licenciado en derecho" ([1]) que nos autoriza para ejercer la profesión de abogado ([2]). Así pues quien no dedique su vidaa pedir justicia a los Tribunales y a dar consejos jurídicos, será todo lo licenciado que quiera ser, pero abogado no será ([3]). El que aprovechó su título para ser ejecutivo de la municipalidad, entre éstos debe figurar e igualmente los que se aplicaron para ser banqueros, diputados, periodistas o representantes comerciales.

III. LA FUERZA INTERIOR DEL ABOGADO
La fuerza que no hallemos ennosotros mismos no se hallará en ninguna parte, ya que fuera de nosotros están toda clase de sugestiones: el doctrinarismo contradictorio para sembrar la duda, el sensualismo para perturbar nuestra moral, la crítica para desorientarnos, el adversario para desconcentrarnos, la injusticia para enfurecernos. ¿Qué pasa cuando se nos plantea un caso y hemos de formar opinión y trazar un plan?:
1(Sentimos que una voz interna nos dice "cuidado! no tengas el atrevimiento de juzgar sin leer lo que dicen los autores y consultar la jurisprudencia y escuchar el parecer de tu docto amigo Fulano" y es así como esta voz nos induce a perder el sentido propio a puro recabar los ajenos.
2( Otra voz menos limpia nos apunta "cuanto podrás ganar con este asunto?" y aun alguna vez añade insinuaciones...
tracking img