Escula de padres

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1619 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Saber afrontar el tema de la muerte

La muerte es un suceso real en la vida que forma parte del orden natural de la existencia. Nuestra cultura intenta negar la realidad de la muerte. Cuesta mucho aceptar el hecho de la muerte y mucho más hablar de ello a un niño. Para ello hay que ser directos y sinceros con ellos, aunque el niño puede seguir negando el hecho de la muerte y del entierro.Los niños pueden tener ideas erróneas sobre el tema, en este caso no hay que burlarse de ellas. Hay que ir cambiando estas ideas o creencias erróneas con mucha paciencia.

Los padres no deben evitar que sus hijos se enfrentar a hechos tristes. En la vida deberán saber que la infelicidad existe y debe compartir con las personas queridas los momentos de tristeza. Esto es una parte importante de suaprendizaje.

Nos podemos plantear también la pregunta siguiente: ¿ES CORRECTO QUE LOS NIÑOS ASISTAN A UN FUNERAL? Después de los 6 años los niños pueden asistir a funerales y no debe preocupar a los padres que vean gente llorando o trastornada. Si los padres intentan distraerlo de cualquier forma producirán el efecto de que la tragedia no ha ocurrido. A no ser que el niño no quiera ir de ningunamanera al funeral, en cuyo caso no hay que forzarlo, no se debe negar la posibilidad de participar en épocas de tristeza porque se le están negando también los efectos curativos del dolor.

Como decíamos, admitir el sentimiento de la pena es difícil pero forma parte de nuestra vida y conviene vivirlo conscientemente. Los adultos y los niños no afrontan igual la despedida debido a que el niñoprocesa de otra manera las emociones fuertes. Pero hay algo en lo que coincidimos: cuanto antes aprendamos a manejarnos con los sentimientos dolorosos tendremos mayores oportunidades de desarrollar unos rituales que configuren las inevitables despedidas de la vida (sean pequeñas o grandes).

La vivencia de una despedida va unida a muchos sentimientos diferentes. Cuanto más pronto aprendamos apercibir estos sentimientos y a manifestarlos, más preparados estaremos para otra despedida: la muerte. En la despedida podemos sentir rabia y a veces liberación e incluso sensación de alivio. Los sentimientos no obedecen a normas, son manifestaciones de nuestro “yo” íntimo. No se debe transmitir a los niños la enseñanza de que hay sentimientos “buenos” y “malos”. El niño cree que si tiene unsentimiento “malo” él mismo será “malo”.

Los niños necesitan la posibilidad de asimilar sus sentimientos de tristeza o cólera, de preguntar, de dar libre curso a su experiencia. No hay que convertir la muerte en un tema tabú, ni evitarles la aflicción si ha muerto un ser querido o su mascota. Los niños son curiosos y desean comprender el mundo sin que nada se les escape. No sólo las cosas fáciles ybonitas.

El niño cuando está afligido se comportará de manera diferente al adulto: tendrá bruscos cambios de humor. En un momento puede estar cabizbajo en un rincón y al poco jugando con sus amigos. Pero ¿CUÁNTO DURA LA AFLICCIÓN EN EL NIÑO? Dependerá del grado de cercanía del niño con la persona o mascota desaparecida. En general diremos que el proceso del duelo en el niño recorre varias fases:1. Hay un primer periodo de estupefacción relativamente breve.
2. Después una especie de exaltación, como si estuviera superado.
3. Seguirá una etapa de frecuentes cambios: a veces estará tranquilo, otras se encierra en sí mismo.

Se trata de hacer posible que los niños entiendan que la despedida forma parte de un nuevo comienzo, que la muerte es parte de la vida y que no hay porqué reprimirlos sentimientos ni restarles importancia.

Perder a un ser querido es una experiencia terrible pero hay que buscar el modo de asimilar cuanto antes que la muerte es una de las partes integrantes de la vida en su totalidad y algo que nos hermana a todos.

Se debe dejar a los niños que expresen su dolor con el llanto o con cualquier otra manifestación. Cuando no podemos expresar este dolor...
tracking img