Estrellas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1187 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
AMOR MAS ALLA DE LAS ESTRELLAS
(Patricia Romero Ley)

Aquella era una hermosa noche, el cielo estaba cuajado de estrellas que iluminaban todo, de cuando en cuando, una leve brisa arrastraba algunas hojas caídas, el silencio era casi total. Un gato se desplazaba lentamente hacia el portal de la casa, estirando susextremidades. Se detiene justo en las escalerillas rasguñando el primer peldaño, rompiendo así el silencio.
En el interior de la casa, sentada frente a l a ventana y con la vista clavada en algún punto en el cielo, Marta, una anciana que a pesar de sus años aun conservaba su belleza, saboreaba una humeante taza de chocolate. Tan ensimismada estaba que no sintió los pasos de sunieto que se le acercaba.
- ¿Qué ves abuela? – le preguntó el joven acercando una silla y sentándose junto a ella.
Marta guardó silencio por unos minutos y luego sin mirarlo, comenzó a
relatarle una historia.
- Hace mucho tiempo, una joven mujer miraba las estrellas a través de la ventana en una noche tan hermosa como esta. De pronto, una luz lo envolvió todo. La mujerrestregó sus ojos y volvió a mirar, un hermoso hombre se encontraba entonces... ella retrocede asustada, cierra los ojos y cuando los abre, aquella imagen había desaparecido.
Durante muchas noches volvió a la ventana, por si nuevamente la
luz o el hombre aparecían, pasaron meses antes de que aquella visita volviera.
Esa noche fue la más hermosa de su vida. Ella seencontraba mirando las estrellas, así como yo lo hago cada noche, esta vez la luz fue más suave, miró, miró, una y otra vez por si veía al hermoso hombre, pero no había nadie. Estaba en eso cuando sintió una mano que se posó suavemente en su hombro, dio un respingo sobresaltada... era él, estaba allí, en medio del salón. Marta se quedó petrificada.
- No te asustes – le dijoel visitante estirando las manos hacia ella.
- No quiero que te asustes – reiteró, esta vez tomando las manos de
la joven entre las suyas.
Marta sintió la tibieza de aquellas blancas y bellas manos y logró calmarse un poco.
- Sólo he venido para verte más de cerca y poder hablarte – en este punto, el joven hombre rodeó los hombros de Marta y por fin se identificó.
- Mi nombrees Roman ¿Y el tuyo cuál es? –
- ¡Abuela! ¡Es el nombre del abuelo! – exclamó el muchacho interrumpiéndola.

- ¡Shhh! – le hizo callar la anciana, poniendo su índice en los labios y luego siguió con su relato.
- La joven aun algo turbada le contestó – Marta... mi nombre es Marta -.
- ¡Abuela! Esa joven... ¡Esa joven eras tú! ¡Es tu historia! ¿Verdad? –
gritaba con los ojosenormes por el asombro.
- Así es... es mi historia hijo. Una antigua historia que esta noche llega
a su fin -.
- ¿A su fin? –
- Mmm – no pudo articular palabras, sus ojos ahora vidriosos se
clavaron en su nieto favorito que la miraba ansioso.
- Sigue tu historia abuela. ¿No es todo? ¿Verdad? Hay algo más -.
- Hay algo más, que sólo yo sé. Es mi gran y hermoso secreto. Un
Secretode amor – afirmó dejando salir un profundo suspiro, para evitar el sollozo.
Marta miraba a su nieto con tristeza, sus ojos ya no pudieron contener más sus lágrimas y las dejaron escapar. El muchacho la abrazó tiernamente y luego se sentó esperando el final de la historia.
- ¿Ves aquel puntito anaranjado que brilla en el cielo? – mientras hacía
la pregunta, señalaba una estrella lejana.
-¡Sí abuela! ... ¡La veo! – el muchacho ahora estaba atónito – Pero...
¿Qué tiene que ver esa estrella con tu historia abuela? – preguntó algo intrigado.
- Mucho hijo. En ese lugar se encuentra tu abuelo ahora –
- ¡Pero abuela! ¿Me quieres decir que el abuelo, no es de la Tierra? –
- Así es. Pero déjame terminar, no me sigas interrumpiendo. Tu abuelo era un hombre muy bueno...
tracking img