Etica como forma de vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1857 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA ETICA COMO FORMA DE VIDA
Se trata de tener una fe culta en la humanidad, sobre todo en nuestra juventud como bien nos enseñara Platón, alumno de Sócrates y maestro de Aristóteles, “Por naturaleza el hombre tiende a buscar el bien, por lo que bastaría conocerlo para obrar correctamente; el problema es que el hombre desconoce el bien, y toma por bueno lo que le parece bueno y no lo querealmente es bueno”. He aquí la importancia de incorporar a los planes académicos secundario, técnico y superior el estudio de la ética, pues, es la parte de la filosofía que trata de la moral, estudia los actos morales, sus fundamentos y cómo se vinculan en la determinación de la conducta humana: se trata del modo de ser, del carácter, del cotidiano vivir.

La idea del bien debe necesariamenteconocerla quien quiera proceder sabiamente tanto en su vida privada como en su vida pública; en el entendido de que la ética no es, ni puede ser, una ciencia, que dependa del conocimiento de la definición universal del bien, sino una reflexión práctica encaminada a la acción; ya que si se actúa conforme a una función propia, reflexiva, será un buen hombre y/o una buena mujer; en caso contrario serán unmal hombre y/o una mala mujer. La felicidad, según Aristóteles, consistirá por lo tanto en actuar en conformidad con dos virtudes: la virtud intelectual y la virtud moral, la intelectual debe al magisterio su nacimiento y desarrollo, en tanto que la virtud moral-ética es fruto de la costumbre. Hasta aquí, se perciben dos concepciones filosóficas, como diría Emmanuel Kant: la académica y la mundana.A propósito de Kant, es bueno señalar que éste tuvo el mérito de formular una ética formal. A lo largo de toda la historia hasta Kant todas las éticas fueron éticas materiales, en las que la bondad o maldad de los actos depende de que se ajusten a un bien supremo o último. Por ejemplo, en la ética aristotélica el bien último es la felicidad. Toda ética material impone una serie de medios opreceptos que nos ayudan a alcanzar ese bien supremo: primero, porque son empíricas o sea que no son sacadas de principios universales, sino que sus principios provienen de la experiencia; segundo son hipotéticas, es decir no serán válidas en el caso de que no se aceptase como bien último o supremo. Ejemplo: Si no quieres ir a la cárcel, no deberás matar; y tercero son heterónomas, porque no dejan alindividuo tener autonomía o darse a sí mismo la ley,
sino que la ley se le da desde fuera o sea que no crea racionalmente su propio comportamiento.

Para superar estas, supuestas, deficiencias de la ética material, Kant propone: Primero, que sus principios deben provenir de la propia razón; segundo, no puede ser hipotética sino categórica, es decir que los actos se deben realizar no movidospor una causa particular, sino independiente de ella; y tercero, ha de ser autónoma, en la que el individuo determine su propia conducta, sin que se le imponga unos principios externos. Se trata de ser buenos por amor a la humanidad y no por temor a las leyes. Para Kant solamente las acciones que se hacen por deber tienen validez moral. Sin embargo este planteamiento Kantiano no nos debe llevar apensar que la conciencia es la que cambia la vida, sino que de acuerdo con el marxismo es la vida la que transforma la conciencia, como ha quedado demostrado a lo largo de la historia, ejemplo de ello es la alienación económica, que no está de acuerdo con la naturaleza humana, sino que es producto de una serie de condiciones históricas concretas de una época determinada.

Para Louis Althusser,Marx negaba la esencia del hombre al reducirlo a un conjunto de relaciones sociales, a un producto de la sociedad. Pero por otro lado se puede afirmar que el marxismo puede ser considerado humanista porque critica la alienación y, por tanto, persigue una recuperación del hombre; además Marx afirmaba que el hombre es el sujeto activo de la historia y no un objeto de ésta. Althusser, por su parte,...
tracking img