Etica para el tercer milenio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 420 (104831 palabras )
  • Descarga(s) : 34
  • Publicado : 4 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

HISTORIA

D E R O M A
desde los orígenes itálicos hasta la caída del Imperio de Occidente
ORIGINAL DE

FRANCISCO BERTOLINI

------

OBRA PREMIADA POR EL

CONSEJO SUPERIOR DE INSTRUCCIÓN PÚBLICA DE ITALIA
versión española de

SALVADOR LÓPEZ GUIJARRO

Correcciones, mapas, fotos, pinturas y dibujos, agregados por TIBERIVS.

TOMO I

PRÓLOGO

I

El estudio de lahistoria romana tiene, entre todos, el privilegio de su necesidad general y perenne. La antigua Metrópoli del mundo no lo fue en vano: el espíritu, la cultura y la fuerza de aquella ciudad gigantesca, al extenderse por toda la tierra entonces conocida; al fundir en la suya todas las civilizaciones; al cambiar por el suyo todos los gobiernos; al borrar con la propia todas las nacionalidades; alcrear, en fin, la ciudadanía universal, constituyeron un hecho único, que la antigüedad anterior no había presenciado, y que bien puede asegurarse no se ha de repetir nunca. Y a la poderosa causa debían responder sus consecuencias indelebles: ninguna grandeza posterior, ningún otro progreso ha podido borrar del mundo el recuerdo de aquella civilización, de aquel magnífico período de virilidad social; yel hombre moderno no ha dejado ni dejará de sentir, en el mismo seno de sus bienhechores adelantos, la necesidad de volver los ojos de su inteligencia hacia las enseñanzas de aquellos portentosos anales. Desde el punto de vista sociológico, nada nuevo ha pasado en veinte siglos, desde que Roma pasó. Las páginas de su historia serán por esto, mientras el hombre inteligente exista, su más sabiaconsejera.
Pero dentro del carácter universal de aquella absorbente dominación, bajo cuya influencia viven todavía, y vivirán las instituciones del mundo entero, está el especial y más importante de los caracteres de la grandeza de Roma, que fue el político. De la Roma política nació y se dedujo la Roma conquistadora, es decir, civilizadora; la verdadera, la imperecedera Roma. La civilizaciónromana no tuvo por base, ni el sentimiento religioso de las primitivas culturas orientales, ni el espiritualismo artístico de Grecia. En religión y en artes, Roma no fue creadora, sino heredera, por más que, así su religión heredada, como sus imitaciones artísticas fuesen por ella mejoradas y fecundizadas al contacto de aquella magnitud cuyo sello llevaban todos sus movimientos y hechuras. Roma no fueni una filosofía, ni un idealismo: fue un gran fenómeno de condensación social, que debía abrir el camino y trazar la pauta de las sociedades futuras: y por esto su vida política fue su vida esencial; y por esto nacen de sus luchas, de sus grandezas, de sus convulsiones, de sus mismas desgracias y miserias políticas, sus mayores glorias y sus más preciosos servicios históricos. De aquellapolítica surgieron sus inmortales ciudadanos, sus reyes, sus cónsules, sus tribunos, sus emperadores; y con ellos sus leyes, y sus monumentos, y sus ejércitos, y sus heroísmos, y sus hechos maravillosos, y sus enormes crímenes, y sus ejemplos de todo género. Todo lo que no es la política romana, es accidental y secundario en su historia, por importante que sea: la historia de Roma es principalmente elgran tratado político para uso de todos los tiempos.
Pues bien: la obra cuya traducción ofrecemos es una Historia política de Roma, o mejor dicho, es la historia política de Roma, recomendada a su vez, y ante todo, por el importante privilegio de venir a ser también única en su especie. Esta historia, la mejor, la verdadera del romano poderío, no se había, en realidad, escrito hasta nuestros días.Porque no pueden llamarse así los anales de los antiguos escritores latinos y helénicos, a cuyos libros falta el sentido general de apreciación de toda aquella gran época, que no pudieron abarcar ni filosófica ni críticamente, cuyos relatos sólo se inspiraron en la observación de empresas y vicisitudes determinadas, y cuyas páginas, por notables y dignas de consulta que sean, nos ofrecen,...
tracking img