Etica realismo democracia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1043 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 14 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Páginas Digital 06/07/10
Trabajemos por el bien común
José Luis Linares, Victoria Candela, Eduardo Tolosa, José Manuel Gómez, Lourdes Bachiller, Andrés Contreras, Cristina López, Pedro Jesús Pizarro06/07/2010
La situación ante el trabajo de cada día es igual para todos los trabajadores, sean o no funcionarios. Todos necesitamos, no sólo ganarnos la vida de una forma digna, sino además que laactividad que realizamos nos construya, nos permita sentirnos útiles, creadores, en definitiva, que el tiempo que dedicamos crecientemente al trabajo nos haga sentirnos más vivos, más felices.
 
A raíz de las decisiones tomadas por el Gobierno en relación con la reducción de gastos en las Administraciones Públicas para hacer frente a las dificultades financieras del Estado, se sitúa en el centrode la actualidad la actividad (más incluso que el salario) de aquéllos que trabajamos en lo que se denomina sector público. La sociedad (ciudadanos, empresarios, medios de comunicación, incluso políticos) en ocasiones parece no reconocer el trabajo que desarrollan los trabajadores públicos, olvidando así que todos estamos llamados al bien común, a hacer una sociedad mejor.
Las consecuencias dela crisis y los momentos de incertidumbre económica y social que estamos viviendo, nos obligan a preguntarnos sobre las causas de la actual situación y a la necesidad de encontrar soluciones conjuntas e integrales y por tanto justas. Asistimos a una profunda crisis cultural que ha derrumbado la creencia en un progreso económico basado en una globalización (especialmente de los mercadosfinancieros), los recursos ilimitados y la revolución tecnológica que nos llevaría a un mundo más rico y por tanto más justo. Creíamos individualmente y como comunidad poder enriquecernos rápidamente, con poco esfuerzo y de manera autosuficente, y nos hemos despertado todos más pobres, más débiles, y más dependientes de los demás.
La pregunta que surge es ¿cómo podemos construir de nuevo sobre unas basesrenovadas? ¿Cómo podemos ser optimistas de manera no ingenua? y ¿cómo hacerlo trabajando en el sector público, señalado por muchos como parte del problema y no como parte de la solución? Esta pregunta es la que más nos urge ya que más que el recorte salarial (nunca pensamos llegar a millonarios cuando opositamos), lo que más deseamos es sentirnos constructores de una sociedad más justa, y que secumplan nuestros deseos de felicidad también en nuestros puestos de trabajo.
La persona encuentra el sentido del trabajo si asume sus circunstancias con responsabilidad y coherencia. Quien se toma en serio su trabajo genera esperanza a su alrededor. El trabajo en el sector público es una vocación al bien común con la misma profesionalidad y coherencia que en el sector privado; es un ámbitoprivilegiado de gratuidad, porque es posible poner rostro al objeto de este trabajo, en cada persona que se acerca a la Administración.
Nuestra experiencia es que para un verdadero desarrollo económico, social y político, es decir, un verdadero desarrollo humano de la sociedad, es necesario dar espacio al principio de gratuidad y el trabajo dirigido al bien común, y esto es válido para todos,independientemente de que uno trabaje en las instituciones públicas o en el sector privado. La lógica mercantil que no esté enfocada a la consecución de un bien común  ha demostrado que produce graves desequilibrios, así como la lógica del Estado que quiere imponer la justicia de manera ideológica y no fundamentada en la realidad del hombre concreto con todos sus factores, incluido su caráctertrascendente.
Benedicto XVI en su encíclica Caritas in veritate señala que un desarrollo nuevo basado en la gratuidad y la fraternidad necesita de las tres instancias mercado, estado y sociedad civil que nos haga sentirnos a todos responsables de todos, creando nuevas formas de cooperación y una nueva civilización de la economía con mayor conciencia comunitaria, moral y de justicia.
Por todo ello se...
tracking img