Etica y matemática

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2098 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Etica y Matemática

Cada vez que nos planteamos la posibilidad y las características de una relación debemos partir del conocimiento previo acerca de los elementos o partes que se vinculan a través de ella. Hablar de la ética en su relación con la matemática exigiría, entonces, una discusión preliminar sobre lo que ha de entenderse de cada una de estas disciplinas. Sin embargo, en los pocosminutos de que dispongo sería un objetivo impracticable, sobre todo porque ambos saberes ostentan ciertas características muy particulares que amplifican substancialmente la discusión. A cambio, prefiero limitarme a proponer breves trazos de reflexión sobre esa relación, asumiendo como supuesto la concepción básica que todos tenemos en referencia a la ética y la matemática.
A simple vista noparece haber puntos de contacto entre moral y matemática. En primer lugar, se trata de universos conceptuales diferentes, que representan problemáticas igualmente diversas. Nadie diría que la virtud, la responsabilidad, la norma o los valores tienen que ver con la tangente, los logaritmos, la hipotenusa o la raíz de una ecuación. Ni siquiera la noción de ley, que comparten la ética y la mayoría de lasciencias, está presente en el estudio de los números.
Pero además las cuestiones matemáticas tienen una condición de neutralidad, casi se diría de irrealidad, que las pone al margen de todo compromiso moral. Parece muy pertinente hablar de ética en la medicina, en la política o en la economía. Pero no habría por qué escandalizarse si un ilustre profesor de matemática se dedicase al mismo tiempoa regentear prostíbulos o al comercio de marihuana. Tratándose de un matemático, esas otras actividades, aunque merezcan reprobación en sí mismas, no resultan incompatibles con aquel oficio. Hoy se cortan calles a favor o en contra del aborto o de la nacionalización de los recursos energéticos, pero no a favor o en contra de la cuadratura del círculo o del teorema de Fermat.
Ahora bien, se meocurre que esta impresión depende de una imagen en cierto modo distorsionada de la matemática, considerada como un mero instrumento de cálculo, y de la ética, entendida como un código de mandamientos, generalmente prohibitivos. A causa de ello podemos encontrar ejemplos de una falsa relación, como la que pretenden ciertos autores de la filosofía analítica al reducir la moral a determinadasestructuras lógico matemáticas de discurso, o como el planteo utilitarista basado en un cómputo de costos y beneficios.
Creo que una vez más debemos aprovechar las lecciones de la historia y remontarnos a los orígenes para descubrir aspectos a mi juicio muy esclarecedores sobre este asunto. Vale la pena evocar aquí el antecedente de la escuela pitagórica, en la cual el estudio de la matemáticarepresentaba no sólo la clave para descifrar el universo sino también un camino de purificación espiritual. En efecto, los discípulos de Pitágoras consideraban al cuerpo como una realidad extraña al hombre mismo, identificado con su alma. Por eso afirmaban que el sentido de la vida era superar las limitaciones de la carne y adquirir un pleno autodominio, que de hecho requería de sucesivas reencarnaciones. Yla parte fundamental de esa práctica ascética consistía en subir desde el desorden de las impresiones sensibles a la contemplación de los números y las proporciones, que eran al mismo tiempo el constitutivo primordial de las cosas.
Es muy conocida la devoción de Platón por las ideas pitagóricas y el estudio de la geometría, que se exigía para ingresar a la Academia. La matemática es concebidacomo un puente entre el saber opinativo y fluctuante de la experiencia y la contemplación del mundo de las Ideas a través de la dialéctica. Hay una suerte de ascenso espiritual, genialmente retratado en la Alegoría de la Caverna, que deja atrás el mundo de lo aparente para llegar al de lo ideal pasando por el estudio de los seres matemáticos, que si bien son perfectos en sí mismos requieren el...
tracking img