Evaluacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1773 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La evaluación en el área de lengua.

C.P.R. de Ciudad Real
Asesoría de Lengua. 1999
En esta comunicación nos proponemos los objetivos siguientes:

• Analizar algunos problemas generales que plantea la evaluación.
• Fijar algunos conceptos relativos a la evaluación.
• Presentar algunos modelos de trabajo reales que ilustren sobre determinadas prácticas de evaluación del alumno ensus tipos más generalmente admitidos y en campos específicos del área de lengua.
• Reflexionar sobre la posibilidad de modificar nuestras prácticas educativas correlativamente a la evaluación del alumno y elaborar materiales que nos ayuden a conseguirlo.
Contenidos:
1. Introducción.
2. La evaluación: Un modelo para la reflexión
3. La evaluación en el área de lengua
4.Modelos de evaluación
5. El modelo de la Reforma
6. Evaluación inicial
7. Evaluación continua
8. Evaluación formativa
9. Apéndices
Introducción
Desde un punto de vista práctico, lo que nos invita a reflexionar sobre la necesidad de actualizar la evaluación en la Secundaria obligatoria es la percepción de que en la realidad de la práctica educativa se dan entre otraslas siguientes contradicciones:

1. La práctica habitual en el tramo obligatorio de la LOGSE contempla la evaluación como una consecuencia lógica de la acción docente que no plantea ningún problema ya que el instrumento usual, el examen tradicional, tiene más que demostrada su fiabilidad cuando se trata de acreditar que se ha adquirido un conocimiento determinado. Es decir, hacemosjustamente lo que se espera de nosotros: que los alumnos vayan debidamente acreditados al bachillerato y después a la Universidad.
2. Sin embargo, las normas oficiales y las orientaciones técnicas, en la medida que las conocemos, y aún los problemas que nos acosas en las aulas, nos recomiendan insertar la evaluación dentro del proceso educativo para mejorarlo, para que nos ayude a observar losprocesos de aprendizaje para comprenderlos mejor, regularlos en función de cada individuo o pequeño grupo y, atender, por lo tanto, a la diversidad de modos y ritmos de aprendizaje de los alumnos; a practicar una evaluación participativa, con reparto de responsabilidades con el alumno en cuanto a juicios valorativos; a replantearnos objetivos y métodos de enseñanza, y finalmente, a cumplir su funciónacreditativa .
Y justamente aquí es donde empiezan a plantearse problemas de toda índole; si tenemos dudas sobre la eficacia del sistema educativo en forma de preguntas:
• ¿Por qué tenemos que atender a la diversidad de nuestros alumnos si muchos manifiestamente no quieren ser atendidos?
• ¿Por qué tenemos que practicar una enseñanza participativa si la mejor manera de enseñar es transmitircon claridad y autoridad científica los conocimientos que los alumnos necesitan?
• ¿Cómo vamos a delegar parte de nuestras responsabilidades en los alumnos y menos en la evaluación; sería ésta fiable en algún caso si así se hiciera?
• Y si estos principios fueran asumibles, ¿Podría la evaluación por sí misma ayudar a atender a la diversidad, fomentar la participación y la responsabilidad eincluso a que los alumnos aprendieran por sí mismos sin nuestros concurso?
Y si no tenemos grandes dudas, en forma de constataciones:
• La dispersión de modelos de evaluación existentes, a veces tantos como profesores o departamentos y la escasa voluntad de abjurar de principios que se asumieron como válidos en la enseñanza tradicional de que nosotros mismos fuimos objeto en el bachillerato y launiversidad
• La difícil aplicación de los modelos de la literatura técnica, muy frecuentemente instalados en la teoría pura y muy alejados de las necesidades y prácticas reales de las aulas y los equipos docentes.
• La imposición de un cambio, orientado desde normas y leyes y no desde el sentir general de los agentes que intervienen en la educación que no siempre han participado en...
tracking img