Fisica cuantica para tontos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 729 (182189 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
i

Primera edición en Drakontos: octubre de 2001 Primera edición en DRAKONTOS BOLSILLO: mayo de 2006 Título original:

THE ELEGANT UNIVERSE
W. W. Norton, Nueva York Traducción castellana de MERCEDES GARÍA GARMILLA Diseño de la cubierta: JAIME FERNÁNDEZ Realización: Átona, SL Ilustración de la cubierta: Sugahiko,Hanazato © 1999: Brian R. Greene © 2006 de la presente edición para España yAmérica: EDITORIAL CRITICA, S.L., Diagonal, 662-664, 08034 Barcelona ISBN: 84-8432-781-7 Depósito legal: B. 18.613-2006 2006. -Impreso y encuadernado en España por Litografía Rosés, S.A. (Bárcelona)

-2-

Contraportada:

EL UNIVERSO ELEGANTE BRIAN GREENE Brian Greene explica en este libro cómo las grandes teorías de la relatividad y de la mecánica cuántica, que transformaron nuestrainterpretación de la naturaleza durante el siglo XX, nos han conducido al mayor problema de la física de hoy en día: la búsqueda de una ley que unifique a todas las demás, una ley que Einstein persiguió en vano durante treinta años y a la que se denomina ‘teoría de supercuerdas’. Esta teoría vendría a unificar esos dos grandes pilares de la física actual, el cuántico y el gravitacional, al suponer que todolo que sucede en el universo surge de las vibraciones de una única entidad: microscópicos lazos de energía que se encuentran en el auténtico núcleo de la materia y que habitan en espacios de dimensiones superiores a las cuatro del espacio-tiempo einsteiniano. Con maestría y claridad, Greene nos ofrece en El universo elegante la aportación más brillante que se ha escrito hasta ahora para haceraccesible al gran público este último misterio de la naturaleza que nos explicaría, finalmente, todo. Como ha dicho Michio Kaku, ‘Greene ha hecho un trabajo soberbio al presentarnos cuestiones complejas de una forma no sólo amena, sino intrigante. Recomiendo la lectura de este libro a cualquiera que alguna vez se haya preguntado, como hizo Einstein, si Dios creó el universo jugando a los dados’. BrianGreene es en la actualidad profesor de física y de matemática en la Universidad de Columbia. Ampliamente reconocido por su serie de descubrimientos sobre la teoría de supercuerdas, ha colaborado como investigador en más de una veintena de países. Su último libro es El tejido del cosmos (Crítica 2006).

-3-

A mi madre y a la memoria de mi padre con amor y gratitud

-4-

PRÓLOGO Durantelos últimos treinta años de su vida, Albert Einstein buscó incesantemente lo que se llamaría una teoría unificada de campos, es decir, una teoría capaz de describir las fuerzas de la naturaleza dentro de un marco único, coherente y que lo abarcase todo. Einstein no estaba motivado por las cosas que a menudo relacionamos con la actividad científica, como, por ejemplo, intentar hallar una explicaciónpara estos o aquellos datos experimentales. Lo que le impulsaba era una creencia apasionada en la idea de que una comprensión más profunda del universo pondría de manifiesto la auténtica maravilla: la sencillez y el enorme poder de los principios en los que se basa. Einstein deseaba explicar el funcionamiento del universo con una claridad nunca antes conseguida, lo que nos permitiría a todosnosotros contemplar con asombro y admiración su belleza y elegancia absolutas. Einstein nunca consiguió hacer realidad su sueño, en gran medida porque ciertas limitaciones le cerraban el camino: en sus tiempos, un buen número de características esenciales de la materia y de las fuerzas de la naturaleza eran aún desconocidas, o, en el mejor de los casos, apenas se comprendían. Sin embargo, durante elúltimo medio siglo, en cada nueva generación ha habido físicos que -a veces a trompicones y, otras veces, desviándose hacia callejones sin salida- han estado trabajando sin cesar sobre los descubrimientos de sus predecesores para hacer encajar todas las piezas de un modelo más completo con el que entender el funcionamiento del universo. Y, actualmente, mucho después de que Einstein planteara su...
tracking img