Follow the lidel

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2187 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
BIOGRAFIA DE…
Balome Impú
He aquí la gran historia de Balome, un luchador considerado un héroe por muchos de nosotros.
Yo le vi por última vez una oscura tarde de febrero de 2007 en los bancos de la plaza del Carmen en Barcelona, el mismo día de su despedida. Parecía aturdido después de todo lo que había pasado y me dirigí a sentarme a su lado. Me dijo que no podía imaginarse como había podidodar la vuelta al mundo un simple juego que inventó dos años atrás en el que había perdido toda la esperanza. Poco después, me cogió las manos, me miró a los ojos y me contó lo que nunca me había contado:
-“El 14 de Junio de 1975 mi madre me trajo al mundo en una pequeña aldea de Mauritania llamada Sargón donde todo escaseaba menos las ganas de vivir. Era el primer niño de todo el poblado con lapiel más oscura que el cacao y los ojos más claros que el mar, por eso me llamaron Balome, que en mi tierra significa cielo.
Mi padre falleció en las fosas de petróleo en las que trabajaba cuando yo tenía solo 7 años y me tocó a mí afrontar el papel de hombre de la familia. Me dieron un trabajo en las minas que se encontraban a pocos kilómetros de mi casa: quince horas diarias por un sueldo demierda, con el cual tenía que mantener malamente a mi madre y a mis tres hermanas.
No tenía aficiones ni tiempo para ellas. Me tocó madurar de golpe como a todos mis compañeros de las minas que pocos de ellos me superaban en edad. Mi vida estaba llena de arena y odio, pero tenía algo más, algo que los españoles podéis considerar una estupidez pero que a mí me levantaba cada mañana: los sueños.Según pasaban los años iba creciendo, y conmigo crecían las ganas de salir de ese horrible lugar que me había arrebatado la infancia, la adolescencia y la vida como quién quita un caramelo a un niño.
Un día, mientras estaba trabajando escuche como Brahim, uno de los chicos que estaba en las minas, hablaba de un lugar más bien lejano en el que, por lo visto, el dinero no era tan importante como lasnecesidades humanas y donde se cumplían todos los sueños. Brahim decía que todo el que había ido no había vuelto… “será por qué allí están mejor que aquí, ¿no?”. Continuamente contaba historietas de ese país idealizado, España lo llamaba. Decía que faltaba poco para que él y su familia se fueran a vivir allí, que en cuanto llegara la carta de su padre diciendo que ya estaba instalado, desapareceríade Sargón para no volver jamás. Muchos años después me enteré de que su padre nunca llego a tocar suelo español sino que murió al intentar cruzar la frontera de Ceuta y Marruecos asesinado a golpes por los policías Marroquís.
Yo me enamoré de la fantástica España, quería llevarme a mi madre y a mis hermanas a conocerla y rehacer nuestras vidas en “el país donde los sueños se cumplen”. Me moría porcontemplar sus calles asfaltadas, su agua potable en la misma casa, por ponerme unos zapatos nuevos y comerme el mundo. Creé un plan perfecto en mi cabeza e intente hacerlo realidad: Iría hasta Marruecos donde montaría en una patera hasta las costas españolas, allí conseguiría un sitio donde vivir, un trabajo decente y me traería a mi familia conmigo. Más tarde, comenzaría estudiar derechoconvirtiéndome en un famoso abogado, casaría a mis hermanas con ricos empresarios y a mi madre la compraría una casa en la playa para que pudiera ver su antiguo hogar desde allí.
Marché camino a España el 14 de junio de 1992. El día de mi diecisiete cumpleaños me había levantado más contento que nunca pensando que era el momento de tener un poco de suerte.
Fue un durísimo viaje, incluso llegue apensar que no lo conseguiría, pero mis esperanzas por tener todo lo deseado me mantenía en pie. Llegue a Marruecos, pague la cantidad que había que pagar para montar en aquella barca que yo en su momento me imagine maravillosa y pocas horas después me preguntaba como podía caber tanta gente en un sitio tan pequeño. Ese fue quizá uno de los momentos más duros de mi vida, la comida escaseaba por no...
tracking img