Foro jovenes y conflicto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 110 (27429 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Conflicto Armado y Juventud

Caracol Televisión Caracol Radio Casa Editorial El Tiempo Confecámaras Revista Semana

Con el apoyo de: Fundación Antonio Restrepo Barco Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Bogotá, Colombia, 23 de julio de 2003

1

PRIMER PANEL: VIOLENCIA, CONFLICTO Y POLÍTICAS PÚBLICAS. PONENCIA Se premia a los armados y se desestimula a los desarmados AlonsoSalazar1 En Colombia empezó a hablarse de políticas de juventud a finales de los años 80 por los fenómenos de violencia en los que se vieron involucrados los jóvenes que surgieron de esta forma como sujetos sociales. Es decir, la visibilización de la juventud en Colombia –como ocurre con una buena parte de nuestra realidad y nuestra geografía– se da por la vía de la violencia, y quizás por eso, lajuventud empezó a ser nombrada como una negación. En la década de los 80, el libro de Rodrigo Parra Sandoval ‘Ausencia de Futuro’, hacía un dramático relato de la realidad de este sector de la población que empezaba a vivir los vértigos de la globalización, pero es uno de los dramas nuestros que estaba, al mismo tiempo, anclado en el contexto de los terrores medievales. Luego, textos como ‘NoNacimos pa’ semilla’ y la película ‘Rodrigo D, no futuro’, de Víctor Gaviria, afianzaron una realidad o una imagen de los jóvenes como vacío de esperanza. No era tampoco una realidad inventada. En la década de los 80 con el detonante del narcotráfico, pero por muchas razones más, los jóvenes protagonizaron magnidicios en donde se desprendían, al mismo tiempo, de su vida. En las barriadas de algunasciudades se masificó la organización de jóvenes armados, ejercieron lo que yo he llamado una violencia implosiva, una violencia autodestructiva, que el francés Lipovesky, quizás de manera muy precisa ha llamado “violencia vacía”, sin proyecto. Es casi como una violencia que es al mismo tiempo una agresión nihilista y autodestructiva. El profesor Jesús Martín Barbero ha dicho algo que a mí me llamamucho la atención, que quizás a los jóvenes lo que les hemos encomendado es la tarea de anticipar el futuro. Ellos son, a su parecer, como una avanzada que la sociedad envía a reconocer los escenarios futuros, y los jóvenes de los 80 anticiparon, desde esa lógica, el absurdo de una confrontación generalizada donde se perdieron límites y pudores, pero sobre todo de una confrontación de guerrillas,de paras y, en ocasiones, del Estado, sin ningún proyecto. Una sociedad que no se quiere mirar a sí misma opta por localizar en sujetos y geografías los culpables del mal. Así, identificar a los jóvenes como culpables de la pérdida de valores y de la descomposición, y dar rienda suelta a las limpiezas sociales, sirvió de ritual como de cierto exorcismo cruel pero inútil. Y han hecho limpiezasocial agentes oficiales del Estado, y lo han hecho las guerrillas y lo han hecho también los paramilitares y por desgracia muchos sectores de lo que se llama sociedad civil. La pregunta predominante era, y quizás es: ¿por qué los jóvenes pervierten una conducta social? Pero la pregunta ha de ser: ¿qué sociedad tenemos que empuja a sus jóvenes al abismo? En la primera pregunta está implícita laestigmatización a este grupo de edad y en especial a los de origen popular. Esa estigmatización se hizo extensiva a su estética, a sus prácticas contraculturales, a sus maneras de ser y de vestir. Los medios de comunicación, hay que señalarlo, contribuyeron a coronar esa percepción unilateral de la juventud para la sociedad terminara percibiendo al joven, y sobre todo al de origen popular, como sujetopeligroso.
Escritor y periodista caldense, autor del libro “No nacimos pa’ semilla”, entre otros, que fue pionero en abordar el tema de conflicto armado y juventud en Colombia. Actualmente es Secretario de Gobierno de Medellín.
1

2

Por definición, Políticas Públicas son las que competen al conjunto de la sociedad, no sólo al Estado. Voy a hacer referencia a lo que podríamos llamar las...
tracking img