Fundamentos dsi

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4747 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fundamentos de la DSI

– 3ª Sesión –
Breve reseña histórica del pensamiento social cristiano

Aunque el nacimiento “oficial” de la DSI suele situarse en la publicación de la carta encíclica Rerum Novarum de León XIII (1891), sería un error pensar que antes no se hubiera producido pronunciamiento oficial alguno por parte de la Iglesia sobre todo ese conjunto de aspectos que, ya sea conprecisión conceptual o sin ella, solemos denominar “sociales”. Aquella encíclica supuso una extraordinaria novedad: abordar de forma sistemática y en su globalidad la “cuestión social”, dando impulso y corrigiendo muchas de las iniciativas promovidas por los católicos tiempo muy atrás tanto dentro como fuera del Continente europeo. Celoso por la fortuna de lo que en aquella coyuntura representaban «lasgentes de condición humilde», el Pontífice hizo valer toda la autoridad de su voz para juzgar, sin abandonar con ello las exigencias de su tarea puramente evangelizadora, las dos grandes propuestas doctrinales que, frente a frente, sin posibilidad de acuerdo, condenaban a los tiempos futuros a una inexcusable fragmentación y antagonismo: el liberalismo economicista, por un lado, de cuyasconsecuencias daría buena cuenta el propio León XIII a lo largo de toda aquella encíclica, y el socialismo revolucionario por otro, que en su versión marxista –recuérdese que fue en 1848 cuando se dio a la luz el Manifiesto Comunista– ya suponía una auténtica amenaza para los Estados industrializados de Occidente (contando, obviamente, con su pulmón ruso). Aquélla no fue, en todo caso, la primera ocasiónen que, con menos pretensiones sistemáticas, León XIII hizo frente a esos dos modelos doctrinales. Al liberalismo en su versión economicista (“despolitizadora” o “mercantilizadora”) y secularista, le había ya dedicado tanto directamente la Libertas praestantissimum, de mayo de 1888, como la Inmortale Dei, de apenas tres años antes (1885), centrada en este caso en los principios que debieran regiren la constitución verdaderamente cristiana y moralmente recta de un Estado. Lo mismo puede aducirse con relación al socialismo, al que monográficamente reservó precisamente la segunda encíclica de su largo pontificado, Quod Apostolici muneris (20.XII.1878). Aparte de estas dos direcciones de confrontación, deben tenerse también en cuenta otros documentos del Papa Pecci –pues tal era su apellido:Gioacchino Pecci– dedicados a la familia, por ejemplo, con Arcanum Divinae Sapientiae (1880); a los fundamentos y límites de la autoridad política (Diuturnum illud, 1881); a la abolición universal y definitiva de la esclavitud (In Plurimis, 1888); o, de un modo más cercano a nosotros mismos, a la división entre los católicos españoles, a quienes dirigirá su encíclica Cum Multa, del 8 de diciembrede 1882.
No hay duda, entonces: aunque puede decirse que Rerum Novarum representa el momento fundacional por excelencia de la moderna doctrina social de la Iglesia, en cualquier caso no se trata de la primera incursión del Magisterio en asuntos de carácter político, institucional, ideológico, cultural, económico, etc. Y no sólo si atendemos al propio Papa Pecci…
León XIII accedió al Pontificadoen febrero de 1878, tras el fallecimiento del hoy beato Papa Pío IX, de largo gobierno también (1846-1878). La importancia de este Pontífice es mucha en varios aspectos, pero sobre todo en uno. Fue el impulsor del Concilio Vaticano I (1869-1870), especialmente recordado por su definición del dogma de la infalibilidad del Papa en sus pronunciamientos solemnes sobre fe y moral («ex cathedra»). De nohaberse interrumpido por la guerra franco-prusiana y la anexión de los Estados Pontificios a la Corona de Italia en 1870, la importancia de este Concilio hubiera ido mucho más allá de ese importante punto, siendo comparable, en la amplitud de problemas a los que inicialmente se abrió –sociales muchos de ellos–, a lo que un siglo después representaría el Concilio Vaticano II (1962-1965),...
tracking img