gabriel

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1414 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de abril de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS HUERTAS

Novela de GABRIEL CASACCIA



Colección Homenaje, 6

© Herederos de Gabriel Casaccia.

Editorial El Lector,

Espacio web: www.ellector.com.py

Director editorial: Pablo León Burián,

Coordinador editorial: Bernardo Neri Fariña,

Guía de trabajo: Nelson Aguilera,

Introducción: Raúl Amaral,

Diseño de portada: Marcos Condoretty

Asunción-Paraguay, 2007“Desde luego, se vive por dos o tres cosas,

o para dos o tres cosas.

Me parece que soy un pobre sentimental,

o más bien un hombre de dos o tres sensaciones,

de dos o tres recuerdos.

Ni siquiera creo que soy un ser de razonamiento ni sentimiento,

sino un ser que tiene cuatro sensaciones adheridas permanentemente,

tenazmente a la piel,

y ese moho no desaparece nienvejece por más que pasen los años.

Esta nostalgia que me hace doler el alma,

la experimento cada vez que vuelvo del Paraguay.

GABRIEL CASACCIA




INTRODUCCIÓN A "LOS HUERTAS"


1.RELEER LA OBRA

Aunque se considera a la lectura -literaria, por supuesto- como el ejercicio de una actividad gratuita, es menester recordar, en el caso de Casaccia, la necesidad de proceder a surelectura, es decir: poner por lo menos dos veces algo más que la simple mirada sobre su obra.


Expresamos esto -insistiendo- porque por debajo de su expresión escrita se deslizan muchas cosas, gentes y ámbitos que se hace preciso descubrir.


Por eso puede afirmarse que, si bien refleja situaciones de órdenes social y político que pueden confinar en la denuncia de sus males (como algunoscreen), ellos no son determinantes ni caracterizan la totalidad y aun la hondura de sus propósitos.


2.EL MUNDO PUEBLERINO


Esta novela póstuma viene a ser como una incitación a la idea de revisar con sentido informativo y, además, crítico, el resto de su producción, aun desde el tímido intento de HOMBRES, MUJERES Y FANTOCHES (1930), que a pesar de la inexperiencia que trasluce no deja deconstituirse en indicio aprovechable.


Después de todo LOS HUERTAS viene a significar (y asimismo simbolizar) el engarce final de todo un mundo -más cerca de Proust que de Balzac, desde luego, aunque sin sus indagaciones sicológicas-pacientemente construido a partir de LA BABOSA (1952), pero implícito en algunos cuentos de EL GUAJHÚ (1938) y EL POZO (1947) y tal vez en algunas líneas yentrelíneas de MARIO PAREDA (1939), segunda aportación novelística de su primera época (1930-1952).


El universo pueblerino -adoptamos a conciencia esta denominación- es fundamental a lo largo de todas las páginas imaginadas por Casaccia. Ello obliga, entonces, a estudiarlo en sí mismo y en comparación con otros, a la distancia, reales o ficticios. (Faulkner, Onetti, García Márquez, y el caso remoto deLA REGENTA, de "Clarín”, podrían justificar esa situación).


Porque si en LOS HUERTAS el ámbito del pueblo no aparece modificado, consagrando la opinión superficial de haberse detenido en el tiempo (¿cuál de ellos?), el acomodamiento de sus personajes no resulta idéntico y en algunos momentos ni parecido con los contenido; en libros anteriores, salvo en LOS HEREDEROS, del que es su confesacontinuación.


Es por eso también que tales personajes no actúan en función de pueblo, como se advierte en La Babosa, sino éste en función de aquéllos.


3.LA SOCIEDAD CIRCUNDANTE

Se trata de un pequeño núcleo social que si bien no varía en sus estructuras y aparentemente en su conducta, viene arrastrando falencias que tienen la marca de los años.


Algo importante habrá que recordar alrespecto para que no se sigan repitiendo inexactitudes, derivadas de una visión negativa e incompleta: Casaccia no procede a la demolición espiritual o creativa de Areguá (y mucho menos del Paraguay) desde sus narraciones, sino que se limita a instalar grupos sociales, personas y hechos asediados por una problemática (una o varias) que tiene indudables raíces universales.


La pena, la...
tracking img