Galileo galilei y la iglesia católica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2416 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
GALILEO GALILEI Y LA IGLESIA CATOLICA

1.CUESTIONES FÍSICAS Y TEOLÓGICAS

1.1Análisis histórico

Es evidente que para abordar correctamente este tema en concreto y cualquier otro, es necesario primeramente conocer el contexto histórico de los hechos. Pero no solo eso basta. A la hora de estudiar un acontecimiento histórico en todas sus dimensiones, es preciso analizar los hechos ocurridos,teniendo en cuenta las circunstancias de la época y su realidad político/social. Esto, aunque parezca obvio, es de gran importancia puesto que si no se hace correctamente nos estaremos perdiendo gran parte de lo que queremos investigar, dado que no encontraremos el sentido a los hechos estudiados.

En el caso que nos ocupa, es decir la relación entre Galileo Galilei y la Iglesia Católica,esto comentado anteriormente se vuelve de vital importancia. Haciendo una primera aproximación muy general, podemos decir que en este caso se mezclan religión, política y ciencia. Como se puede ver son tres aspectos de la realidad social humana muy importantes y complejos, y los tres van de la mano con la historia. Es imposible analizar correctamente cualquiera de estas cuestiones si no lo hacemoscon una mirada amplia. Walter Branmuller nos define bien esta cuestión:

“En primer término es indispensable remitir el caso Galileo al marco de su época, abordándolo en su propio contexto y no desde una perspectiva actual. Ello exige un esfuerzo intelectual considerable que supone de entrada orillar la versión antigua del hecho e ir acopiando todo lo descubierto sobre el mismo desde 1633. Alinvestigador empeñado en alcanzar la compresión de unos acontecimientos no le basta con averiguar los hechos escuetamente obtenidos de las fuente utilizadas, sino que necesita más; que tales sucesos sean ordenados en el panorama espiritual, religiosos y político del tiempo en que tuvieran lugar, sin caer en el error de aislarlos de la trama global que constituye la historia general.Apliquemos nosotros ese proceder y entonces será posible contemplar a Galileo y a sus jueces no desde nuestro punto de vista, sino a la luz de sus contemporáneos de los que hallándose inmersos en la corriente de los hechos no podían vislumbrar lo que a nosotros hoy se nos presenta con evidencia. En la medida en que los historiadores logren captar y hacer suyo el pensamiento y el escenario de loshechos de entonces y se decidan a explorarlos con todas las consecuencia podrán llegar a comprender la razón de lo que sucedido se desarrollase de esa manera y no de otra. Solo si se pone en practica con rigor este método intelectual, como condición inesquivable para lograr la compresión histórica, se abran evitado definitivamente los anacronismos”

En el caso de Galileo mucha genteinfluenciada por esta falta de visión ha llegado a interpretar lo ocurrido de una manera tan burda que llega a ser mentira. Se presenta a un Galileo sabio y prudente que dada su inteligencia tiene unas teoría científicas revolucionarias para su época, pero que choca con una Iglesia católica que en su ansia de control, al ver atacados sus dogmas,amenaza y juzga a Galileo hasta acabar dándole muerte porhereje. Pero lo cierto es que lo que sucedió fue totalmente distinto.

En ningún caso es nuestro propósito aligerar el peso de los graves errores e injusticias cometidos en el caso Galileo pero si ser lo más justos posibles con la realidad histórica. Hay que entender que la situación de la Iglesia católica en el siglo XVII era un poco diferente de la situación actual. Lo mismo sucede con lospoderes políticos y sociales. En aquella época la unidad política estaba muy relacionada con la unidad religiosa. Actualmente,por lo menos en la teoría, la religión es un asunto mucho más1 privado. Pero en los años en los que vivió Galileo,difundir pensamientos o creencias que2 fueran contradictorios con la doctrina imperante, es decir la católica, era un asunto peligroso. A la par que la Iglesia...
tracking img