García

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1681 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 8 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un mensaje a García
Elbert Hubbard

Un mensaje a García

te destaca en mi memoria como Marte en Perihelio.

En la historia de la guerra cubana hay un hombre que ciertamen-

Al estallar la guerra entre los Estados Unidos y España era indispensable entenderse con toda violencia con el jefe de los revolucionarios de Cuba. En esos momentos este jefe, el general García, estaba emboscado enlas asperezas de las montañas; nadie sabía dónde. Ninguna comunicación le podía llegar ni por correo ni por telégrafo, y no obstante era preciso que el presidente de los Estados Unidos se comunicara con él. ¿Qué hacer? Alguien dijo al presidente: “Si es posible encontrar a García, conozco a un tal Rowan que lo hará”. Buscaron a Rowan y se le entregó la carta para García. Rowan tomó la carta y laguardó en una bolsa impermeable, sobre su pecho, cerca del corazón. Al cuarto día saltó de la sencilla canoa que lo había conducido a la costa de Cuba. Desapareció por entre los juncales y después de tres semanas se presentó al otro lado de la isla, después de 2

Elbert Hubbard atravesar a pie un país hostil, y habiendo entregado a García el mensaje del que era portador. No es objeto de esteartículo la narración detallada del episodio que he descrito a grandes rasgos; lo que quiero hacer notar es lo siguiente: Mc Kinley le dio a Rowan una carta para que se la entregara a García, y Rowan no preguntó: “¿Adónde lo encuentro?”. ¡Santos cielos! He aquí a un hombre que debe ser inmortalizado en bronce y su estatua colocada en todos los colegios del país. No es erudición lo que necesita lajuventud ni enseñanza de tal o cual cosa, sino la inculcación del amor al deber, la fidelidad a la confianza que se le deposita, el obrar con prontitud, el concentrar todas sus energías: hacer bien lo que se tiene que hacer: “Llevar un mensaje a García”. El general García ha muerto, mas quedan otros muchos Garcías. Todo hombre que ha tratado de llevar a cabo una empresa en la cual necesita la ayuda demuchos otros se ha quedado azorado con frecuencia ante la estupidez de la generalidad de los hombres, su incapacidad o falta de voluntad para concentrar sus facultades en una idea y ejecutarla. 3

Un mensaje a García Ayuda de pacota, craso descuido, execrable indiferencia y apatía por el cumplimiento de sus deberes, tal es y ha sido siempre la rutina; así ningún hombre sale avante ni jamás selogra éxito alguno si no es con amenazas o de cualquier otra manera se obliga a sobornar a aquellos cuya ayuda se necesita. ¡Ah, querido lector, haz tú la prueba! Te supongo muy tranquilo, sentado en tu despacho, y a tu alrededor seis empleados dispuestos todos a servirte. Llama a uno de ellos y hazle este encargo: “Favor de buscar la enciclopedia y hacerme un breve memorando acerca de la vida delCorreggio”. ¿Esperas que tu dependiente con toda calma te conteste “Sí, señor” y vaya tranquilamente a poner manos a la obra? ¡Mil veces no! Abrirá desmesuradamente los ojos, te mirará sorprendido y te dirigirá una o más de las siguientes preguntas: ¿Quién fue? ¿Cuál enciclopedia? ¿En dónde está la enciclopedia? ¿Esto me corresponde a mí? 4

Elbert Hubbard Usted quiere decir Bismarck, ¿no escierto? ¿No sería mejor que lo hiciera Carlos? ¿Ha muerto ya? ¿Lo necesita usted en seguida? ¿No sería mejor que le trajera el libro para que usted mismo lo buscara? ¿Para qué lo quiere usted saber? Apuesto diez contra uno a que, después de haber contestado a tales preguntas y explicado cómo hallar la información que deseas y para qué la quieres, tu dependiente se marchará confuso e irá a solicitarla ayuda de sus compañeros para “encontrar a García”, y regresará después para decirte que no existe tal hombre. Puedo por excepción perder la apuesta, pero en la generalidad de los casos tengo muchas probabilidades de ganarla. Si conoces la ineptitud de tus empleados, no te molestarás en explicarle a tu ayudante que Correggio se encuentra en la letra C y no en la K; te limitarás a sonreír e...
tracking img