GLAXO, Entre lo dicho y lo no dicho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1260 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto

Glaxo
Entre lo dicho y lo no dicho

“Alguien se coge a La Negra Miranda”, afirma Folcada1 al inicio del cuarto capítulo de la novela Glaxo, de Hernán Ronsino2. Por consiguiente, me basaré en “La mirada en el relato”3 y “La voz narrativa”4, para demostrar un hecho que se oculta y que se revela al final, cerrando así, todos los cabos sueltos que quedaron abiertos en los capítulos restantes.De esta manera, se dan a conocer en relieve los diferentes puntos de vista de cada uno de ellos.

La novela de Ronsino plantea el esquema inverso de la novela policial: del asesinato nos enteramos en el último capítulo. Se trata de un crimen pasional, con dos víctimas inocentes, dos que no formaron parte del triángulo de la pasión y el engaño.

Folcada, su voz “demoledora”, le pone punto finala la novela de Ronsino, ya que resulta un personaje siniestro, que emerge del grupo de fusiladores de la masacre de José León Suárez5 y que se instala en las cercanías de la fábrica Glaxo. Su mirada, con respecto hacia algunos personajes de la historia, revela ser un hombre de una personalidad rígida y a lo largo de la novela demuestra tener una ideología fija6 y clasista.

Sin embargo, losotros personajes resultan ser víctimas de la mirada de Folcada, quien construye a partir de una realidad recortada, a partir de una ideología militar, que influye en su manera de pensar y lo conduce a saber “quién se encama con La Negra”; lo hace reflexionar sobre los posibles amantes de ella (mujer ambiciosa e ignorante, objeto deseado pueblerino): Lucio Montes (carnicero y mujeriego), JuanMoyano (pareja de la madre de Miguelito), Miguelito Barrios (traidor, débil y enfermo), Vicente Vardemann (El peluquero), Bocho Souza (que había aparecido en la novela anterior de Ronsino, La descomposición, y que otra vez tiene ese punto de vista generoso y equilibrado del buen narrador.). Poniéndolos, de alguna manera, como enemigos circunstanciales de Folcada.

Mireke Bal7 dice, “que existenrelaciones entre los elementos presentados y la concepción a través de la cual se presentan, es decir, entre la visión de lo que se ve o lo que se percibe ´perspectiva sensorial o ideológica´. El punto de vista se construye o se parte de un espacio físico, ideológico psíquico, etc”.

Según el punto de vista y de la perspectiva narrativa8 en la historia de Glaxo, Ramón Folcada es quien mira, quienpercibe, mientras que Miguelito Barrios es quien habla y quien narra. Admite una variación entre personajes. Folcada protagoniza una focalización interna. Esto lo lleva a pensar en Miguelito Barrios, porque, según él “no da con el perfil” y tampoco tiene una percepción directa de los acontecimientos. Él sólo sabe que Folcada tiene contactos que lo pueden ayudar a librarse de la colimba9,entonces, Folcada, que sí tiene una intuición de los hechos, le ofrece un trato para salvarse del servicio militar y Miguelito acepta sin preguntar10.

En cuanto al aspecto del relato (para Todorov), quien percibe y quien habla, datos de la focalización y la voz, son elementos que pertenecen a la categoría del narrador y para Genette estos elementos deben analizarse separadamente.
Al hacer unarelación con un tipo de narrador y al pensar en Folcada, advierto que tiene una visión “con” el personaje o los personajes y en otros momentos una visión desde “afuera”, es decir, sabe menos “por momentos” que cualquiera de los personajes principales del relato.

Folcada habla de los personajes, se instala en el “locutor” que cuenta la historia para todos los “narratarios” (Émile Benveniste)11.
CuandoFolcada confiesa la miseria que lleva adentro y piensa en la Negra Miranda, esa mujer deseada por los hombres del pueblo que lo dejó, advierte que “detrás de un disfraz, siempre, se está tejiendo, lenta, una suave traición”. Y vomita todo su odio al recordar la noche en que falló en el basural de Suárez y quedó vivo “ese negro peronista”.
En este caso el autor y el lector quedan fuera del...