Golfo de coquivacoa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1411 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
GOLFO DE COQUIVACOA

¿Qué tan grave fue la metida de pata de Vasco?

Este gobierno sí que tiene problemas de semántica. Primero fue el lío que se le armó cuando trató de diferenciar las "autodefensas" de los "grupos paramilitares", para justificar la legalización de algunos grupos en el Magdalena medio. Después, y para hacerle frente al clamor popular por una asamblea nacional constituyente,sin crearse problemas de orden legal, cambió la palabra constituyente por constitucional. Y ahora no sabe qué hacer con la palabra "vital", utilizada por el embajador Gustavo Vasco al decir en Caracas la semana antepasada que el golfo de Venezuela es vital para los venezolanos.
El propio Vasco afirmó que se trata de un problema semántico, que no tiene porqué enturbiar las relaciones entre losdos países. Y así parece aceptarlo el gobierno. Pero la verdad es que las consecuencias de la declaración del embajador van mucho más allá de un problema de lenguaje.

Colombia y Venezuela sostienen una disputa en torno de la soberanía en las aguas del golfo que muchos colombianos llaman de Coquibacoa, pero que para los habitantes del vecino país ha sido y es el golfo de Venezuela. El conflictodata de comienzos del siglo pasado, y a pesar de décadas de esfuerzos por solucionarlo, es poco lo que se ha logrado porque cada país se ha sostenido firmemente en su posición.

Desde hace 30 años, Colombia, acogiéndose a las conclusiones de la Primera Conferencia de la ONU sobre Derecho del Mar (realizada en Ginebra en 1958), ha sostenido la tesis de la "línea media", según la cual, dado que LaGuajira tiene un pedazo de costa sobre el golfo, el país tiene derecho a ejercer soberanía sobre las aguas que quedan al frente de dicha costa. Tal derecho se extiende hasta la mitad de la boca del golfo, donde empieza la soberanía de Venezuela sobre las aguas que quedan al frente de la peninsula de Paraguaná, localizada a la misma altura de la península colombiana, pero en la otra orilla.Venezuela, por su parte, utilizando un método de delimitación que no tiene precedentes en el derecho internacional, propone que la frontera marítima del golfo se determine mediante la prolongación en línea recta de la frontera terrestre, dejando a Colombia con un pedazo de "costa seca". Tal figura conduciría al absurdo de que, en la costa oriental de La Guajira, Colombia fuera dueña de la arena de laplaya, pero no del agua. Para darle presentación a esta posición, Venezuela tiene una justificación política: que todo lo que tenga que ver con el golfo es para ellos un asunto de interés vital.

Y es ahí donde está el problema.
Porque la única salida posible para el diferendo limítrofe, de acuerdo con la mayoría de los analistas, sería la aplicación de un tratado de no agresión que firmaronColombia y Venezuela en 1939. Dicho tratado fija las reglas de juego para la conciliación, arbitraje y arreglo judicial para controversias de cualquier naturaleza surgidas entre los dos países. Pero el mismo tratado, en su artículo segundo, incluye una cláusula según la cual se exceptúan de su alcance todas aquellas cuestiones que atañen a los intereses vitales, independencia o integridadterritorial de los estados contratantes.

De ahí el escándalo que produjeron las declaraciones de Gustavo Vasco. Porque lo que dijo el embajador en su conferencia fue, precisamente, que los intereses sobre el golfo sí son vitales para Venezuela. Ante esta situación, el canciller Julio Londoño Paredes se apresuró a descalificar a Vasco, asegurando que su conferencia tenía un carácter estrictamente personaly que, por lo tanto, "de ninguna manera comprometía la posición del gobierno de Colombia", lo que condujo a un amplio sector de la opinión nacional a solicitar la destitución del embajador. El gobierno, sin embargo, prefirió declarar cancelado el incidente.

Igual actitud asumió, en un principio, el presidente electo, César Gaviria Trujillo, quien restó importancia a las declaraciones de...
tracking img