Gomez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4637 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las relaciones Iglesia-Estado durante la época gomecista (1908-1935)

RODRIGO CONDE
Universidad Simón Bolívar

Resumen
La intromisión de los gobernantes en los asuntos de la Iglesia estuvo presente durante todo el tiempo. Sin embargo el gobierno y los eclesiásticos empezaron a transitar el camino de los arreglos y concesiones mutuas que fueron abriendo paso a un progresivo desuso de la Leydel Patronato, a arrumbar los prejuicios anticlericales y a reconocer en la Iglesia Católica una fuerza, con que había que contar en la construcción del país.
La Iglesia tomó fuerza e influencia social gracias a las Conferencias Episcopales, la prensa, sobre todo “La Religión”, la fundación de ocho congregaciones venezolanas, la Ley de Misiones, la venida de congregaciones masculinas y femeninasdedicadas a la enseñanza y la creación de nuevas diócesis. Se destacan las figuras de los representantes pontificios (nuncios) y la del arzobispo de Caracas, Monseñor Juan Bautista Castro, que ejerció una influencia predominante en estas relaciones.
Sin embargo, el largo período despótico de Juan Vicente Gómez repercutió en la Iglesia que reconoció su debilidad estructural, renunció a susanteriores ideales y se retiró del campo político, para reducirse a la acción pastoral y ministerial, pues con Gómez no le quedaba otra alternativa.

Palabras claves: Iglesia Católica, dictadura de Gómez, Ley de Patronato, relaciones Iglesia-Estado, sociedad.

Gómez llega al poder
Las décadas previas a la llegada de Gómez al poder fueron trágicas para la Iglesia. Esta estaba traumatizada por elguzmancismo y fuertemente dividida internamente. Esta división se hizo evidente cuando en 1900 se urdió una conspiración mortal contra el entonces Vicario de la Arquidiócesis de Caracas, Monseñor Castro.

La Instrucción Pastoral del Episcopado de 1904 muestra evidentemente la situación:
Hemos de hacer notar aquí, que no ha sido escaso ni de poca importancia, el daño que ha causado a la Iglesiade Venezuela, y aun a los mismos eclesiásticos la intervención de éstos en facciones y partidos políticos, que han agitado siempre a nuestra República. Una de las causas de la gran decadencia de nuestro Clero y de aparecer a menudo deficientes los resortes de la administración eclesiástica, viéndose muchas veces los Prelados constreñidos a soportar ciertas incongruencias en el servicio delSantuario, con no poco perjuicio del derecho de la religión y escándalos de los fieles, es la participación de algunos clérigos de mal espíritu en las cuestiones políticas, lo cual momentáneamente los realza y hace juzgar dignos de recompensa ante los ojos del partido a que han servido para hacerse imponer a los Prelados y obtener beneficios de que no son dignos, sin que tengan empacho en pisotear todaslas prescripciones canónicas y marcharse con el horrendo crimen de la simonía hasta llegar al puesto ambicionado (González 1997: 389)

Con Cipriano Castro ésta era la situación de la Iglesia en un gobierno lleno de anticlericales. Los discursos en alabanza a Castro por algunos sacerdotes y las cartas llevan a varios clérigos a proclamar la entrega total de la Iglesia al Gobierno civil en todoslos casos de nominación de obispos, declarando a Castro como “Patrono de la Iglesia de Venezuela” o le prometen fidelidad e incluso cuidar los “intereses personales del amigo y apoyar la legítima autorización que ejerce”. Asusta que alguno le indique a Castro que use todos los medios y recursos para doblegar a los obispos. (González 1997: 389-390)

Así pues y con este ambiente es lógico pensarque el arribo de Juan Vicente Gómez al poder fuese visto por la Iglesia dentro del clima de esperanza común que reinaba en el país. Si la comparamos con la de otros hombres del momento que saludaron a Gómez, más bien podríamos decir que fue comedida. Las peticiones de reparación para con la Iglesia, que va a presentar el arzobispo Juan Bautista Castro el 29 de mayo de 1909 pecan de ingenuidad....
tracking img