Gracias a dios soy profesora

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2119 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¡Gracias a Dios soy PROFESORA…!

Cuando me pregunto qué fue lo que me codujo a ser profesora o cómo se despertó en mí la vocación de enseñar, creo no tener respuesta. Sólo me veo siempre educando: a mi familia, a mis amigos, a mis compañeros… a todos quienes necesitaron en algún momento de mi ayuda.
Mi nombre es Gema, provengo de una familia muy humilde, arraigada en una zona rural cercana aSanta Cruz. Mi padre, un campesino “de pala y sombrero” y con un cigarro siempre en su boca. Vicio que unido al alcohol, siempre le restó esperanzas y también recursos a la posibilidad de que yo pudiera estudiar algún día en la Universidad. Mi madre, una mujer dueña de casa que debía lavar ropa ajena para darnos a mí y a mi hermano lo necesario para vivir, siempre con carencias, pero dignamente.Así, con mucho esfuerzo terminé la Enseñanza Básica en Quinahue y me fui a Santa Cruz a cursar la Enseñanza media. Cuando terminaba 3º Medio, recibí la grata noticia de haberme adjudicado la Beca Presidente de la República, lo que me abrió la posibilidad de contar con algún recurso económico “seguro” para dar la PAA y así poder irme fuera a estudiar. Fue así como “a escondidas” (mi padre se oponíaa que yo siguiera estudiando) di la Prueba, obtuve un buen resultado y postulé a varias pedagogías. Quedé seleccionada en el lugar nº 10 en la Universidad de Talca y en lista de espera, lugar 23, en Santiago, en el Pedagógico. Me matriculé en Talca, donde tenía la certeza de no poder estudiar, pues no tenía recursos para pagar una pensión, pero se produjo el “milagro” y me enteré por la radioque en el Pedagógico habían corrido las listas de espera. Sin pensarlo, viajé a Santiago sola, sin conocer a nadie, salvo a una tía que me iba a acoger si me matriculaba allá. En el Pedagógico sorpresivamente se habían producido 30 vacantes para Pedagogía en Castellano. Me matriculé, con los escasos ahorros que me quedaban, y luego de 5 años de esfuerzo, de apuros económicos, de sustos, de cambiosde casa y de mucho sacrificio, egresé de esta carrera con el mejor promedio de ese año (6.2) y luego de hacer mi práctica profesional en el Liceo Carmela Carvajal de Prat, regresé a mi tierra y volví a mi antiguo Liceo, donde había cursado 1º y 2º Medio, a enseñar a jóvenes que como yo, no tienen ninguna esperanza de ser profesionales universitarios, porque no tienen los medios económicos parahacerlo. Mi misión, alentarlos con mi experiencia, para que vuelen alto, porque quién mejor que yo sabe que se puede. Soy una convencida que en nuestras manos está el levantar a los jóvenes, abrigarles esperanzas, enseñarles que se puede: educarlos.
De todos los profesores que recuerdo, fue muy significativo para mí, mi profesor de “Castellano” de E. M. Él me enseñó a pensar, a dar una segunda y unatercera lectura no sólo a los libros, sino al entorno en general. En sus clases aprendí a reflexionar, a expresarme bien, a fundamentar. No fue fácil, más aún cuando en mi casa jamás vi a nadie leer, ni mucho menos hubo algún libro, todos los que leí fueron prestados y tuvieron que pasar muchos años para poder yo comprarme alguno. Los textos que leí en mis años de Universidad, fueron conseguidosen diversas Bibliotecas y pasé muchas horas leyendo en la sombría y añosa Biblioteca Nacional. No fue fácil alcanzar mi título de Profesora. Mi empeño, mis ganas de romper el círculo de la pobreza, mi entusiasmo y perseverancia, fueron mis mejores estímulos. Por eso, si hay algo valioso para mí es el título que poseo.

Mis notas de Enseñanza Media fueron muy buenas, en la PAA superé los 600puntos, un “tremendo puntaje” para quien nunca conoció un facsímil, ni mucho menos un preuniversitario y para quien no tuvo apoyo familiar que la impulsara a estudiar. Mis postulaciones todas fueron en Pedagogía. ¿Por qué? Me gustaba enseñar, ayudar a otros, explicarles lo que yo sabía. Quería irme lejos para volver algún día convertida en una “respetada profesora” a inculcar esperanzas a mis...
tracking img